rublo Rusia

28 de febrero 2022 | 10:54 am

Advertisement

El rublo ruso cayó alrededor de 29% frente al dólar el lunes por la mañana, registrando un mínimo histórico, mientras los mercados evaluaban el impacto de las sanciones a Rusia en medio de una creciente reacción contra la invasión de Ucrania por parte del Kremlin.

De acuerdo con CNBC, el rublo se cotizaba a un precio tan bajo como 119 por dólar cuando el comercio en el extranjero comenzó por la mañana durante el horario de Asia, desde casi 84 por dólar al cierre anterior, según datos de Factset. 

Más tarde recortó algunas de sus pérdidas, cotizando a 93 por dólar a las 3:30 p.m. en Moscú, todavía aproximadamente 20% por debajo del dólar en el último año.

A las 10:30 a.m. (hora de la Ciudad de México), sube 14%, a 94.6025 dólares, de acuerdo con datos de Investing.com.

Los mercados de valores y derivados de Rusia permanecerán cerrados este lunes, dijo el banco central.

Te puede interesar: Wall Street abre con caídas a medida que se profundiza crisis de Ucrania

El banco central de Rusia confirmó que había prohibido a sus corredores ejecutar órdenes de venta de extranjeros en un intento por contener las consecuencias del mercado financiero. 

También dijo que liberaría 733,000 millones de rublos (8,780 millones de dólares) en reservas bancarias locales para aumentar la liquidez.

Alerta máxima a fuerzas rusas

El domingo, después de días de ataques por aire, mar y tierra contra Ucrania, el presidente ruso, Vladimir Putin, puso en alerta máxima a las fuerzas de disuasión nuclear de su país .

El avance de Rusia hacia Ucrania continúa, pero Ucrania conserva el control de su capital, Kiev, y de su segunda ciudad más grande, Kharkiv. Los vehículos militares rusos ingresaron a Kharkiv el domingo con informes de combates y se advirtió a los residentes que permanecieran en los refugios.

La semana pasada, el presidente Joe Biden respondió al ataque no provocado de Moscú contra Ucrania anunciando varias rondas de sanciones contra los bancos rusos, la deuda soberana del país y contra Putin y el ministro de Relaciones Exteriores, Sergey Lavrov. 

Bancos rusos aislados de Swift

Durante el fin de semana, Estados Unidos, sus aliados europeos y Canadá acordaron aislar a los principales bancos rusos del sistema de mensajería interbancaria, Swift, que conecta a más de 11,000 bancos e instituciones financieras en más de 200 países y territorios.

La UE también anunció el domingo que cerraría su espacio aéreo a los aviones rusos.

Durante el fin de semana se reportaron escenas de rusos esperando en largas filas para retirar efectivo de los cajeros automáticos, en medio de preocupaciones de que las sanciones provocarán escasez de efectivo e interrumpirán los pagos, según Reuters.

Existía la preocupación de que las tarjetas bancarias pudieran dejar de funcionar, o que los retiros de efectivo fueran limitados, después de que los bancos rusos fueran bloqueados de Swift.

Te puede interesar: ¿Qué es el sistema de pago Swift y por qué afectaría la exclusión de Rusia?

Gazprom se desploma

Las acciones de empresas rusas que cotizan en Londres se desplomaron, con Gazprom perdiendo 49.98%, su mayor caída en toda la historia, de acuerdo con datos de Investing.com.

De acuerdo con Bloomberg, Gazprom dio un nuevo paso hacia el posible acuerdo de suministro de gas natural más grande de su historia con China, ya que las naciones de todo el mundo rompieron los lazos económicos y políticos con Rusia por la invasión del país a Ucrania. 

Mediante un comunicado, se dio a conocer que el gigante del gas ruso firmó un contrato para diseñar el gasoducto Soyuz Vostok a través de Mongolia hacia China. 

Si Rusia llega a un nuevo acuerdo de suministro con China, Soyuz Vostok transportará hasta 50,000 millones de metros cúbicos de gas natural por año a la nación asiática. 

Un nuevo acuerdo de suministro con China también permitiría a Gazprom construir un interconector entre sus sistemas de gasoductos hacia el oeste y el este, lo que permitiría a Rusia redirigir gas hacia China desde campos que ahora solo alimentan a Europa. Eso podría aliviar la dependencia de Gazprom del continente europeo, actualmente el mayor comprador individual de gas ruso.