5 de julio 2022 | 3:29 pm

Advertisement

Los precios del petróleo se desplomaron y llegaron a los 100 dólares debido a la falta de información de una nueva ola de COVID-19 en Shanghái y los esfuerzos de China para contener el virus.  

El WTI de Estados Unidos cayó 8.08% para ubicarse en 99.67 dólares; mientras que el Brent del Mar del Norte retrocedió 10.54% para ubicarse en 103.03 dólares por barril, de acuerdo con datos de Bloomberg

Shanghái ha realizado pruebas masivas de COVID-19 en nueve distritos después de detectar casos en los últimos dos días, lo que alimentó las preocupaciones de que el centro financiero de China pueda volver a encontrarse bloqueado en la búsqueda de más pacientes infectados por el virus.

Lo anterior pone en duda la recuperación de la demanda en uno de los países con mayor consumo de petróleo del mundo. Las pruebas adicionales generan preocupaciones de que se podrían implementar más bloqueos ya que la ciudad informó varias infecciones el domingo y el lunes. 

Lee más: Pemex aumenta exportaciones de crudo a mercado norteamericano; recorta a Europa

Recesión y demanda preocupan al mercado

El desplome en la caída de los precios se debió en parte ante el nerviosismo ante la creciente preocupación de que una recesión mundial afectará la demanda a corto y mediano plazo.

También, el crudo ha sido propenso a cambios violentos a medida que los comerciantes huyeron a las salidas después de que Rusia invadiera Ucrania, agotando la liquidez. 

La caída más reciente se produjo cuando las acciones cayeron y el dólar subió. Citigroup afirmó que el crudo podría caer a 65 dólares por barril este año en caso de recesión.

Un número creciente de analistas espera que muchas de las principales economías del mundo sufran un crecimiento negativo en los próximos meses, y esto arrastrará a Estados Unidos a una recesión.

Los precios del petróleo crudo se han desplomado debido a que las preocupaciones por el debilitamiento de la demanda están comenzando a superar los temores sobre la escasez de oferta,

dijo Fawad Razaqzada, analista de mercado de City Index. 

Aun así, los barriles físicos están obteniendo enormes primas, por ejemplo el caso de Arabia Saudita que elevó sus precios de venta oficiales a Asia el martes.

El precio del crudo ligero árabe insignia será de 9.30 dólares por encima de su referencia regional en agosto, un aumento de 2.80 dólares.

Con información de Bloomberg

Lee más: G7 aumentará sanciones a Rusia; podría fijar tope de precio de crudo a Moscú

Advertisement