fbpx
Jaime Santibáñez, director General de Principal Afore

3 de julio 2019 | 5:00 am

El mexicano se enfrenta a un futuro incierto que lo puede llevar a ser un viejo pobre y lejos de una vejez digna.

El sistema de pensiones de cuentas individuales cumple 22 años de haberse creado y los rendimientos históricos son de un dígito (5.19% en términos reales), mientras que el mexicano no ha adoptado una cultura de ahorro.

¿Cómo mejorar las pensiones del trabajador?” La palanca principal es aumentar el ahorro, tanto la cotización obligatoria de 6.5%, hay que llevarla a 12 o 15%, y aumentar el ahorro voluntario de los trabajadores

dijo en entrevista a El CEO Jaime Santibáñez, director general de Afore Principal.

Santibáñez llegó hace unas semanas a Principal para sustituir a Mariano Ugarte en el puesto.

Principal es una de las Administradoras de Fondos para el Retiro (Afores) -instituciones financieras privadas- que gestionan el ahorro de los trabajadores afiliados al IMSS e ISSSTE. Administra 237,187 millones de pesos; en los últimos 24 meses reporta un rendimiento neto de 6.41% y cobra una comisión de 1.04% sobre saldo administrado.

La contribución total de los ingresos del trabajador que se destinan a su Afores es de 6.5%, del cual, el patrón contribuye con 5.150%, el gobierno con 0.225%, y el empleado, 1.125%

Esta contribución, lo llevará a recibir en promedio, 26% (tasa de reemplazo) de su último sueldo al momento de pensionarse. Si la cotización obligatoria aumentara a 13%, la tasa de reemplazo esperada puede llegar hasta 60.7%.

En términos prácticos, con un salario de 8,000 mensuales, la aportación diaria que recibe su cuenta individual es de 27.7 pesos. Si cotiza durante 40 años ininterrumpidamente -con la cotización de 6.5%- apenas habrá aportado seis meses de su propio salario, de acuerdo con estimaciones de la Comisión Nacional del Sistema de Ahorro para el Retiro (Consar).

La parte del ahorro voluntario -otra palanca para mejorar el panorama- también presenta dificultades. En mayo, el ahorro voluntario apenas representaba 1.5% del total de activos bajo administración de las Afores, que gestionaban 3.61 billones de pesos.

La educación financiera y beneficios fiscales, tanto para para el trabajador como para el empleador, pueden ayudar a impulsar el ahorro entre los mexicanos

comentó Santibáñez, quien ha ocupado distintos puestos en instituciones como Banco O’Higgins, Banco Santiago Chile y también CEO de Zurich Santander Seguros México.

A inicios de 2019, Carlos Urzúa, secretario de Hacienda, dijo en conferencia de prensa que una de las primeras medidas que se estaban adoptando era incentivar el ahorro voluntario de las Afores y una manera de hacerlo es que no se cobre ningún impuesto o comisión a las aportaciones voluntarias que haga el ahorrador mexicano.

Mejorar la eficiencia

En diciembre de este año, el sistema de Afores tendrá algunos cambios, con los que se espera  mejoren el rendimiento que darán a los ahorradores mexicanos.

Una modificación es la implementación de los fondos de ciclo de vida. Hasta el momento, el dinero de los trabajadores se invierte en cuatro Sociedades de Inversión Especializadas de Fondos para el Retiro (Siefores) Básicas y dependiendo de la edad del trabajador se cambia de instrumento.

Con los fondos de ciclo de vida, los ahorros del mexicano permanecerán en un único fondo cuya inversión se ajustará a lo largo de la vida de cada persona. Con ello, se eliminan las distorsiones que se pueden generar cuando la persona pasa de una Siefore a otra y, que pueden presionar los rendimientos obtenidos de los trabajadores.

“Estamos convencidos, con la experiencia que tenemos en los mercados, que los fondos de ciclo de vida nos permitirán mayor eficiencia que se traducirá en mejor rendimiento a los ahorros de los mexicanos”, dijo Santibáñez.

La realidad es dura. Si no se ahorra, para el año 2050, una persona nacida en México después de 1985 tendrá una probabilidad de 41.1% de vivir en condiciones de pobreza como adulto mayor.

Además, puede ser uno de los 10 millones de adultos mayores que se perfilan a ser pobres en 30 años, de acuerdo con un estudio de la Asociación Mexicana de Instituciones de Seguros (AMIS) publicado en 2018.