fbpx

3 de octubre 2019 | 5:00 am

Por: Itzel Castañares y Mario Calixto

El temor de una guerra comercial más profunda entre Estados Unidos y la Unión Europea y China, un juicio político sobre Donald Trump y una desaceleración económica más rápida a lo esperado ha provocado que el pesimismo y temor regresen a los mercados en octubre.

Las dos primeras jornadas de octubre han arrastrado a terreno negativo a 60% de la muestra del S&P/BMV IPC de la Bolsa Mexicana de Valores, y llevaron a números rojos al 65% de las compañías que integran el FTSE-Biva, de la Bolsa Institucional de Valores.

Hasta el momento, las emisoras más castigadas en octubre han sido Cemex, Peñoles y Grupo México. Las que más han avanzado son Cuervo, Alsea y Quálitas, la cual estableció precio récord este miércoles de 72.12 pesos.

La guerra comercial toma tintes de empeorar antes de mejorar. De acuerdo con distintos medios, se espera que Estados Unidos imponga aranceles sobre 7,500 millones de dólares de importaciones provenientes de la Unión Europea (UE) a partir del 18 de octubre.

“Lo anterior se debe a que la Organización Mundial de Comercio (OMC) autorizó los aranceles como resolución al conflicto comercial por los subsidios ilegales al fabricante de aviones Airbus”, publicó Gabriela Siller, directora de Análisis Económico de Banco Base.

Donald Trump, presidente de Estados Unidos, también tiene un frente abierto con China, en el plano comercial.

Se comenta que Trump está contemplando la posibilidad de reducir la exposición de los fondos de pensiones al mercado chino. Esta clase de eventos pone en duda llegar a un acuerdo comercial

Heriberto Sandoval, asesor independiente en inversiones.

También está presente el proceso de impeachment (juicio político) contra Trump quien, supuestamente, presionó al Presidente de Ucrania para que investigara y perjudicara la imagen de Joe Biden, quien luce como el adversario en la carrera por la presidencia de Estados Unidos.

A los temas comerciales y políticos, se suma la preocupación que la principal economía del mundo se esté desacelerando. El martes se dio a conocer que el sector manufacturero de Estados Unidos en septiembre -medido a través del índice ISM- cayó a mínimos de 2009, al ubicarse en 47.8 puntos.

“El ISM sorprendió a los analistas, y podría ser una señal de la magnitud de la desaceleración económica futura”, de acuerdo con un análisis de Citibanamex Casa de Bolsa.

Televisa, de la cima a la sima

Televisa fue una de las cinco emisoras que tuvo mejor rendimiento en septiembre (+9%), pero octubre inició complicado para la emisora, con un ajuste de 2.77%.

Previo a la noticia de que el empresario Miguel Alemán no obtuvo el capital para comprarle W Radio, el precio de las acciones de Televisa tuvo un repunte significativo, lo que podría obedecer a un proceso de toma de utilidades o salida de algunos inversionistas con posición en la emisora, dijo Alik García, analista de Intercam.

En su opinión, la ruta de los títulos está más relacionado con el comportamiento de los mercados a nivel internacional, más allá de un efecto directo de la especulación de que no se concrete la venta de Radiópolis.

Si bien el rumor no tuvo que ver con la baja en el precio de los títulos, de confirmarse el rumor, Televisa sí tendría un impacto negativo que va más allá del mercado.

A mediados de julio, la televisora anunció la venta de su 50% de participación en Radiópolis a Corporativo Coral, una empresa de la familia propietaria de también de Interjet por 1,248 millones de pesos más un dividendo de alrededor de 200 millones de pesos.

En opinión de García, esta transacción -que aún está por definirse- ‘destrabó’ el valor que el mercado no estaba reconociendo dentro de Televisa, lo que en este caso refleja que el negocio de la radio vale más que la empresa en su totalidad.

Si se llegara a caer la transacción sí sería negativo, porque se había pactado a un múltiplo atractivo y, además, el flujo iba a servir para impulsar otras unidades y para bajar el nivel de apalancamiento

Alik García, analista de Intercam.

El apalancamiento de Televisa es de 2.6 veces, un nivel que, en opinión del analista, sí es manejable. Sin embargo, dado que éste ha ido incrementándose en los últimos años, resultado de compras y transacciones por parte de la empresa, a lo que se suma la caída en los ingresos por publicidad, lo deseable es que la administración trate de tenerlo controlado.

Ocesa, con mayor peso que Radiópolis

Televisa recibirá como contraprestación por la venta del 40% de su participación de Ocesa 5,206 millones de pesos, más un dividendo de aproximadamente 350 millones de pesos.

El monto que Televisa pactó con Live Nation Entertainment Inc. es 3.1 veces superior al de Radiópolis, sin contar dividendos, lo que habría generado un mayor impacto por el valor de la transacción.

Esto, además del ‘bache’ para la empresa de poder seguir enfocándose en desprenderse de sus activos no estratégicos para concentrarse en Cable y Contenidos, aunque la estrategia sigue siendo tratar de desprenderse de ellos, comentó el analista de Intercam.

Desde el punto de vista técnico, los 37 pesos son un punto importante para las acciones de Televisa; de romper dicho nivel, los papeles podrían ceder hasta los 35.40 pesos, comentó Iván Santín, analista independiente.

Este miércoles, los títulos de la emisora cerraron en 37.48 pesos.

Antes de invertir en Televisa, me esperaría a que sus acciones recuperaran y se consolidaran en los 39.75 pesos, su media móvil de 200 días.

Iván Santín, analista independiente.