mexico banxico tasa real positiva

12 de agosto 2022 | 5:00 am

Advertisement

El combate de Banco de México (Banxico) contra la elevada inflación abre una oportunidad para que inversionistas y ahorradores mexicanos aumenten su patrimonio, pues México se unió a Brasil como los únicos países de Latinoamérica con una tasa real positiva.

De acuerdo con un análisis de EL CEO con el dato de inflación al cierre de julio, que se ubicó en 8.15% anual, la tasa de interés en términos reales de México queda en 0.32% positivo.

Lo anterior, después de que Banxico subió este jueves su tasa de referencia en 75 puntos base, a un nivel nunca antes visto de 8.50%, en línea con lo esperado por los participantes del mercado.

Así, Brasil es el país con la tasa real más elevada, de 3.35%, seguido por México. Los datos recopilados de los bancos centrales de otras siete economías que son motores del continente americano muestran que aún no llegan a este escenario, pese a que en el mundo se han adoptado políticas monetarias más restrictivas.

De estas, Estados Unidos tiene una tasa real negativa de 5.65%; Canadá de 5.18%; Chile de 2.96%; Paraguay de 2.79%; Perú de 2.52%; Colombia de 1.10%, y la de Argentina queda en 0.88%.

¿Cómo se benefician los mexicanos?

La tasa real es el porcentaje que paga un ahorrador por un préstamo o lo que recibe por una inversión en un periodo determinado, una vez que se descuenta la inflación que provoca que el dinero pierda valor.

Cuando la inflación crece, también incrementa la diferencia entre la tasa nominal que establecen los bancos centrales y la tasa activa o real.  Si el resultado es un número positivo, se le está ganando a la inflación y el dinero está aumentando o manteniendo su valor en el tiempo.

Es de suponerse que las instituciones financieras pagarán un mayor rendimiento en los depósitos que no estén a plazo forzoso al momento de los incrementos de las tasas de interés de referencia, lo cual implica que por el dinero ahorrado o invertido recibirán más dividendos

dijo Román Moreno, profesor de Economía de la FES Aragón en la UNAM.

Al mismo tiempo, los inversionistas que tienen depositados recursos en instrumentos de deuda del gobierno mexicano de largo plazo se benefician por el pago de una tasa más alta.

CETES se vuelven más atractivos

Los Certificados de la Tesorería (Cetes) de 91 y 182 días, por ejemplo, están pagando tasas de 8.79% y 9.41%, respectivamente, por encima de la inflación y de la tasa de interés de Banxico.

Otro aspecto que favorece a los mexicanos que invierten en renta fija es que este año la Secretaría de Hacienda y Crédito Público (SHCP) determinó que la tasa de retención sobre estas inversiones es de apenas 0.08%, la más baja desde al menos 2003.

El hecho de que empieces a tener tasas reales que están enfrentándose a inflaciones más altas te está beneficiando en que no tengas retenciones tan elevadas

explicó Jonathan Zuloaga, economista en jefe de Columbus de México.

Te puede interesar: Hacienda ‘mima’ a inversionistas con menores impuestos

El ‘superpeso’ también toma impulso

El hecho de tener una tasa real positiva también da un impulso adicional al peso mexicano, que ha sido una de las monedas emergentes más resistentes ante la fortaleza del dólar en lo que va del año, con una apreciación de 2.73%, según datos de Banxico.

Una tasa real positiva implica una entrada de divisas al país, ya que la tasa de interés es atractiva para los inversionistas extranjeros. Esto genera que la moneda mexicana tenga una apreciación

mencionó Moreno.

De cara al cierre del año, Banxico tiene la misión de reducir las presiones inflacionarias que afectan a millones de mexicanos al reducir su poder adquisitivo. 

Zuloaga enfatizó que Banxico no tiene mucho margen de maniobra, ya que debe estar en línea con la política monetaria de la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed), que desde marzo de este año ha realizado aumentos a su tasa.

También lee: Mexicanos gastan menos y compran solo lo necesario en tienditas por la alta inflación

¿Qué pasa en Brasil?

Desde el año pasado, los bancos centrales de diversas economías comenzaron a tomar medidas más drásticas contra la inflación. 

El Banco Central de Brasil (BCB) ha hecho 12 aumentos consecutivos a su tasa de interés, que actualmente se ubica en 13.75%, logrando que la inflación ceda a 10.07%. El mercado espera que este nivel supere el 14% a finales de 2022.

Dentro de la región, Argentina es un caso excepcional, pues su inflación de 71% es la más alta en el continente americano después de Venezuela.

Como parte de las medidas restrictivas, el Directorio del Banco Central (BCRA) el banco central de ese país dispuso este jueves elevar en 950 puntos básicos la tasa de política monetaria para situarla en 69.5%, acercándose a una tasa real positiva.