México se acerca a tasa real positiva

4 de abril 2022 | 5:00 am

Advertisement

México se esfuerza por brindar rendimientos más atractivos a los inversionistas y ahorradores, pero la alta inflación que se vive no solo en el país, sino a nivel mundial, complica el camino para que pueda estar a la par de Brasil, donde se ubica la única tasa real positiva en América Latina.

De acuerdo con un análisis de EL CEO con el dato de inflación al cierre de febrero, que se ubicó en 7.28% anual, la tasa de interés en términos reales de México queda en 0.73% negativo, menor a la de otros siete países del continente americano y cerca de llegar a terreno positivo.

Si bien Banco de México (Banxico) comenzó desde mediados del año pasado un ciclo de alzas a la tasa de referencia, que actualmente está en 6.50%, las expectativas para la inflación son inciertas en medio de la invasión de Rusia a Ucrania, que ha presionado al alza los precios de materias primas a escala mundial.

En el caso de que persistan las presiones inflacionarias o que el panorama de precios al consumidor se deteriore aún más, México puede tardar más tiempo en llegar a una tasa real positiva. 

Para eso tendría que bajar sensiblemente la inflación y hasta ahora no se ve tan claro que eso pudiera estar sucediendo pronto. Seguramente hacia la segunda mitad del año descenderá pero no sabemos a qué velocidad porque hay elementos como la invasión de Rusia y Ucrania, que de permanecer puede generar incluso inflación más alta

dijo en entrevista Ernesto O’Farrill, presidente de Grupo Bursamétrica.

¿Qué es la tasa real?

La tasa real es el porcentaje que paga un ahorrador por un préstamo o lo que recibe por una inversión en un periodo determinado, una vez que se descuenta la inflación que provoca que el dinero pierda valor.

Cuando la inflación crece, también incrementa la diferencia entre la tasa nominal que establecen los bancos centrales y la tasa activa o real.

Durante su última reunión, Banxico advirtió sobre los riesgos que tendrá el conflicto geopolítico en la economía y ajustó su expectativa de inflación a 5.5% hacia el cierre de 2022, mayor al 4.0% pronosticado en febrero, y similar a las proyecciones de Bursamétrica y de especialistas encuestados por Citi.

Además, la mediana de expectativa de la tasa de Banxico para los cierres de 2022 y 2023 se ubica ahora en 7.75% 8.0%, respectivamente, contra el 7.50% y 7.75% anteriores.

También lee: Banxico, con más posibilidades de elevar la tasa hasta 7.5% por conflicto entre Rusia y Ucrania

Brasil llega a tasa real positiva

Los datos recopilados muestran que México tiene una tasa real negativa de 0.73%, que es menor a la de otros motores económicos de América Latina como

  • Chile donde es de -0.74%
  • Perú de -2.03%
  • Paraguay de -2.79%
  • Colombia de -3.71%
  • Canadá de -4.92%
  • Argentina de -5.12%

Sin embargo, hay un país que llegó a una tasa real positiva: se trata de Brasil, donde el banco central elevó en marzo la tasa de interés en un punto base completo hasta 11.75%, un máximo de casi cinco años, mientras que la inflación está en un nivel de 10.54%.

El Comité de Política Económica del Banco Central de Brasil ha señalado que podría elevar la tasa hasta el 12% en el primer semestre de este año y cerrar en 11.75 %, aunque comenzaría una reducción en 2023.

A excepción de Argentina, donde la inflación es la más alta en Sudamérica después de Venezuela, Brasil es el único país entre los que se consideraron en la muestra con una inflación de doble dígito.

Tasa real de EU refleja postura de la Fed

La inflación en Estados Unidos repuntó en febrero a su mayor nivel en 40 años, en 7.87%, pero la Reserva Federal (Fed) ha sido más cautelosa que otros bancos centrales en cuanto a la adopción de una política monetaria más restrictiva.

En marzo, la Fed aumentó la tasa de interés a un rango de 0.25% y 0.50%, luego de mantenerla por dos años en mínimos históricos ante las afectaciones de la pandemia de COVID-19 en la economía.

Así, la tasa real en Estados Unidos queda en 6.83% negativo, la más baja entre los países tomados para el ejercicio, y pese a que el ente monetario ve seis alzas más en 2022, aún está muy lejos de volverse positiva.

Para Román Moreno, profesor de Economía de la FES Aragón en la UNAM, la Fed está ‘entre la espada y la pare’, pues la normalización de la política monetaria puede tener consecuencias negativas, entre ellas una posible recesión en los años siguientes.

Ante un panorama en donde se está agravando el incremento de los precios, en particular los de los alimentos y energéticos, seguramente traerá consigo un aumento del costo del dinero y generar una recesión de la economía de Estados Unidos, ya que al encarecer los créditos, la economía se ralentiza y aumentan los gastos de la deuda pública

dijo.

Advertisement