Wall Street

8 de diciembre 2020 | 3:25 pm

Dos de los principales índices de Wall Street terminaron la sesión de este martes marcando récord, luego de que inició el proceso de vacunación de COVID-19 y pese a la falta de avances en las negociaciones para lanzar un nuevo paquete de estímulo económico en Estados Unidos.

El S&P 500 terminó por encima de las 3,700 unidades por primera vez en su historia, al registrar una ganancia de 0.3% y cerrar en 3,702.25 puntos.

El Promedio Industrial Dow Jones avanzó 0.4%, a 30,173.88 unidades, y el Nasdaq Composite sumó 0.5%, a 12,582.77 puntos, un nuevo récord de cierre.

Previamente en la sesión, los tres índices registraron caídas debido a los temores de que una reciente alza de contagios por coronavirus en el mundo pueda desacelerar la recuperación de la actividad económica.

En México, el Índice de Precios y Cotizaciones de la Bolsa Mexicana de Valores retrocedió 0.36%, respecto a la jornada previa, a 43,098.64 puntos.

América Móvil fue una de las emisoras que más contribuyó a la baja, con un retroceso de 2.13%, después de dar a conocer que el Instituto Federal de Telecomunicaciones le impuso nuevas medidas de regulación asimétrica, que planea impiugnar.

Mientras que entre las compañías que movieron al mercado estadounidense, las acciones de Pfizer se dispararon 3.3%, a su mayor nivel en cerca de dos años, mientras que los títulos de BioNTech subieron 1.8%.

Este martes, Margaret Keenan, una mujer de 90 años de Coventry, en Reino Unido, fue la primera persona en recibir la vacuna desarrollada por Pfizer y BioNTech fuera de un ensayo.

La Administración de Alimentos y Medicamentos de Estados Unidos (FDA) hizo públicos documentos que no mostraron problemas sobre la seguridad o efectividad de la vacuna de las farmacéuticas, lo que mejoró el ánimo del mercado.

Las acciones de Tesla se recuperaron en la segunda mitad de la jornada, tras caer 2% luego de que el fabricante de autos eléctricos reveló que venderá 5,000 millones de dólares en acciones, y cerraron en 649.88 dólares, un alza de 1.27% respecto al lunes.

Los papeles de Uber cayeron 1.47%, afectados por su decisión de vender su división de desarrollo y comercialización de tecnologías de conducción autónoma a Aurora, startup respaldada por Amazon, y su unidad de taxis aéreos a Joby.

Apple, en cambio, subió 0.51% tras la presentación de sus audífonos AirPods Max, que probablemente impulsarán las ventas durante el períiodo festivo de diciembre.

Los inversionistas se mantuvieron pendientes a si los legisladores en Capitol Hill podrán cerrar un acuerdo sobre un esperado proyecto de ley de alivio del coronavirus y un proyecto de ley de gastos de 1.4 billones de dólares, con el viernes como fecha límite para evitar un cierre del gobierno.

Las discusiones se producen una semana después de que legisladores bipartidistas presentaron un proyecto de 908,000 millones de dólares, que incluye estímulos para gobiernos estatales, hogares y pequeñas empresas.

En total, el número de infecciones por COVID-19 en Estados Unidos es de 14.9 millones, con un saldo mayor a 283,000 defunciones, según el conteo de la Universidad Johns Hopkins.

Ante el alza en casos, California ordenó en buena parte del estado el cierre de tiendas y que las personas permanecieran en sus casas, en una medida que se extenderá por al menos dos semanas.

Otros estados como Nueva York anunciaron que podrían imponer mayores restricciones a la movilidad si el ritmo de contagios y hospitalizaciones continúa en ascenso.

Las principales bolsas de Europa terminaron mixtas ante un alza de infecciones en la región y en medio del estancamiento de las negociaciones postbrexit entre Londres y Bruselas.

El Stoxx 600 avanzó 0.20%; el FTSE 100 de Londres, 0.05%; el DAX de Fráncfort, 0.06%. El CAC 40 de París retrocedió 0.23%, y el Ibex 35 de Madrid, 0.58%.

En Asia, El Nikkei 225 de Japón cerró con una pérdida de 0.3%; el Hang Seng de Hong Kong bajó 0.76%, mientras que en China el índice de valores preferentes CSI300 se mantuvo sin cambios.

El ministro de Relaciones Exteriores de China, Wang Yi, aseguró que Pekín sigue comprometido con el acuerdo comercial de Fase 1 con Estados Unidos.

Las declaraciones se dieron tras un informe que mostró que las compras de China de bienes y servicios estadounidenses a octubre, especificadas en el acuerdo en 75,500 millones de dólares para 2020, eran aproximadamente la mitad del nivel que deberían estar en una base anual prorrateada.

Estados Unidos impuso sanciones financieras y una prohibición de viajar contra 14 funcionarios chinos por su presunto papel en la inhabilitación, el mes pasado, de los legisladores de la oposición elegidos en Hong Kong. China anunció que tomaría represalias.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo bajan por segundo día debido a que las restricciones por el coronavirus han limitado la demanda de combustibles.

Con información de Reuters