Wall Street

31 de diciembre 2020 | 3:31 pm

El 2020 fue un año salvaje para Wall Street, en el que los principales índices de Estados Unidos protagonizaron una recuperación sin precedentes después de caídas históricas en marzo, cuando la pandemia de COVID-19 sacudió la economía mundial.

Durante el año, el Nasdaq Composite acumuló un avance de 43.64%, con lo que logró su mayor ganancia anual desde 2009. El Promedio Industrial Dow Jones subió 7.25%, y el S&P 500, 16.26%.

Los sectores de tecnología y consumo discrecional encabezaron la recuperación del mercado, mientras que el de energía resultó el más dañado debido a la caída de la demanda petrolera.

Tesla fue, por mucho, el valor más negociado, representando casi siete centavos de cada dólar en promedio cada día, según datos de Refinitiv.

En cuanto al rendimiento de las acciones individuales, la compañía de Elon Musk saltó al primer lugar cuando entró al S&P 500 el 21 de diciembre. En el año acumula una ganancia de más de 700%.

La incertidumbre y el miedo relacionados con la pandemia hicieron que para el S&P 500 fuera el año más volátil en más de una década, con el índice subiendo o cayendo 2% en más de 40 sesiones.

Respecto al miércoles, el Dow Jones avanzó 0.65%, para terminar en 30,606.48 unidades, y el S&P 500 sumó 0.64%, a 3,756.07 puntos. Ambos índices lograron máximos históricos de cierre.

El Nasdaq Composite cerró con un alza de 0.14%, para ubicarse en 12,888.28 unidades.

Los tres índices registran más de 100 récords de cierre durante el año, de acuerdo con The Wall Street Journal.

El recuento 

Después de cerrar en máximo histórico el 19 de febrero, las acciones sufrieron una caída en picada de un mes cuando la pandemia y los cierres sembraron el pánico por el daño a la economía en Estados Unidos y en todo el mundo.

Un desplome de 9.5% en el índice S&P 500 el 12 de marzo, su mayor caída porcentual en un día desde el colapso del “Lunes Negro” de 1987, hizo que el índice referencial bajara 26.7% desde el máximo de febrero y confirmó un mercado bajista, considerado en general como una disminución de más de 20% desde un máximo.

Sin embargo, la caída solo duró hasta el 23 de marzo, cuando el S&P tocó fondo. El 18 de agosto superó su máximo de febrero, marcando el inicio de un nuevo mercado alcista. Los 23 días de mercado bajista fueron los más cortos jamás registrados.

La recuperación del mercado fue impulsada por los estímulos de la Reserva Federal (Fed) para apuntalar la economía y la liquidez. Los movimientos de la Fed mantuvieron bajos los rendimientos de los bonos del Tesoro, haciendo que las acciones fueran más atractivas para los inversionistas.

La administración del presidente Donald Trump destinó dos billones de dólares en estímulos fiscales para ayudar a las empresas afectadas y los ciudadanos que perdieron su empleo. El Congreso discute un nuevo plan de ayudas de cara a los primeros meses de 2021.

El desarrollo de vacunas contra el COVID-19 también provocó un mayor optimismo hacia el cierre del año, con perspectivas positivas hacia 2021 sobre el rebote de la economía.

A un año del COVID-19, ¿cómo avanzó la pandemia?

IPC logra avanzar en el año

En México, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores acumuló una ganancia anual de 1.21% en 2020, y cerró en 44,066.88 puntos en la última jornada del año, luego de tocar un mínimo de 32,503.25 unidades a principios de abril.

El repunte del IPC fue impulsado en los últimos tres meses del año, lapso en el que registró un rendimiento de 17.6%.

Las acciones que destacaron dentro del índice las encabeza Peñoles, con una ganancia de 69.5%, beneficiada por el rally de los precios del oro y otros metales, mientras que la emisora con el peor desempeño fue Gentera, con una caída de 49.2%.

Otros mercados

En Europa, el DAX de Fráncfort acumuló un rendimiento de 3.55% en 2020, en contraste con las bolsas de Londres, París y Madrid, que tuvieron retrocesos.

Las pérdidas más profundas se dieron en las capitales de Reino Unido y España, donde los contagios por coronavirus registraron tasas elevadas durante la mayor parte del año. La bolsa de Londres sufrió su caída anual más profunda desde la crisis financiera de 2008.

La atención estuvo puesta en las negociaciones entre la Unión Europea y Reino Unido tras el Brexit, que finalmente llegaron a un acuerdo comercial la semana pasada.

Los mercados asiáticos fueron los primeros en desplomarse a inicios de la pandemia, sin embargo, las plazas de China, Japón, Hong Kong y Corea del Sur lograron ganancias anuales.

En el mercado de materias primas, los precios del petróleo perdieron más 20% de su valor en 2020

Con información de Reuters