fbpx

12 de diciembre 2018 | 5:00 am

El mercado accionario mexicano enfrentará un 2019 complicado y con incertidumbre. No obstante, en un escenario positivo, el Índice de Precios y Cotizaciones (IPC) de la Bolsa Mexicana de Valores puede dar una sorpresa con un rendimiento de doble dígito.

“Luce complicado el 2019, aunque será mucho mejor que el año que termina”, consideró Javier Ramírez de Aguilar, inversionista independiente.

El S&P/BMV IPC se encuentra inmerso en su peor trimestre desde el 2001. En lo que va del último cuarto del año el índice acumula una baja de 17.39%. Este martes, el IPC hiló su tercera caída y cerró en 40,897.85 unidades.

AMLO, factor de peso

Las políticas públicas que emprenda la administración de Andrés Manuel López Obrador serán un factor crucial que determinará el rumbo del índice, coinciden analistas consultados.

“Una comunicación eficaz será pieza fundamental para generar confianza en los mercados”, comentó Adrián Bermúdez, inversionista independiente, y quien es uno de los más optimistas en cuanto al desempeño que pueda tener el índice en 2019. Desde su perspectiva, el IPC puede ubicarse en las 53,000 unidades, siempre y cuando las decisiones y la ejecución del plan de acción de AMLO sean las adecuadas.

La preocupación que pesa sobre el mercado mexicano se ha notado las últimas semanas. El índice marcó caídas de 4.20 y 5.81% –en una sola jornada– cuando se dio a conocer la cancelación del Nuevo Aeropuerto Internacional de México (29 de octubre) y cuando se informó de una propuesta de ley para disminuir las comisiones que cobran los bancos a sus clientes (8 de noviembre).

“El nuevo gobierno debe trabajar más para tener una comunicación efectiva porque parece que improvisa”, dijo Octavio Rojas, asesor en inversiones independientes en ImLions. Si los factores macroeconómicos no afectan los flujos de las empresas, el IPC puede rondar las 50,000 unidades para diciembre del 2019, dijo Rojas.

Presión externa

Los factores externos también pueden presionar a la baja al índice. Un dólar más caro, una guerra comercial más intensa entre Estados Unidos y China, un ritmo acelerado en el alza de la tasa de interés de la Fed, así como un menor crecimiento de Estados Unidos son algunos puntos que preocupan.

Una desaceleración en Estados Unidos impactaría el crecimiento mundial y, por ende, a México le generaría un mercado bajista. Estados Unidos es el principal socio comercial de México y le envía el 80% de sus exportaciones.

“Recuerdo la frase de si Estados Unidos estornuda, a México de la gripa”, comentó Eugenio Gallegos, analista financiero y bursátil independiente, que ve un escenario de 48,500 puntos para el IPC y lo considera neutral y alcanzable.

Si el IPC consigue los 48,500 puntos, el alza será de 19%, pero si registra 53,000 unidades marcará un rendimiento de 30%, desde sus niveles actuales.

Leer: Estas son las emisoras del IPC de la Bolsa Mexicana que lucen más atractivas