Instacart OPI

5 de marzo 2021 | 11:52 am

Instacart, aplicación de entrega de comestibles con sede en Estados Unidos, está considerando salir a bolsa a través de una cotización directa, preocupada de que pueda dejar dinero sobre la mesa a través de una oferta pública inicial (OPI) tradicional, según dijeron personas familiarizadas con el asunto a Reuters.

La medida convertiría a Instacart en la última compañía en rechazar una OPI porque corre el riesgo de poner un precio demasiado bajo en su oferta en comparación con el lugar donde terminan cotizando sus acciones. 

En una cotización directa, las empresas debutan en bolsa sin recaudar dinero mediante la venta de acciones.

Las acciones de las empresas estadounidenses recién cotizadas que se hicieron públicas a través de una OPI terminaron cotizando con un alza de 36.2% en promedio en su primer día del año pasado, en comparación con el 17.2% en 2019, según la firma de datos Dealogic.

Instacart no tiene necesidad de efectivo a corto plazo después de recaudar 265 millones de dólares en una ronda privada de recaudación de fondos a principios de esta semana. El negocio de la compañía se ha beneficiado de más consumidores que compran comestibles en línea más para cocinar en casa durante la pandemia de COVID-19.

La compañía con sede en San Francisco aún tiene que tomar una decisión final sobre cómo se hará pública, advirtieron las fuentes, solicitando el anonimato ya que las discusiones son confidenciales.

Las OPI han estado en racha desde el verano pasado, ya que los mercados se recuperaron tras los movimientos de la Reserva Federal para respaldar la economía de Estados Unidos. 

Durante la pandemia de COVID-19. Sin embargo, su popularidad se ha ido erosionando a medida que más empresas optan por cotizar en bolsa mediante fusiones con empresas de adquisición con fines especiales (SPAC) o cotizaciones directas.

Hubo 208 OPI sin incluir SPAC el año pasado, la mayor cantidad desde 2015, según Dealogic. En comparación, 249 SPAC se hicieron públicas a través de OPI. Dos cotizaciones directas destacadas el año pasado fueron las de las firmas de tecnología Palantir Technologies y Asana.