11 de diciembre 2018 | 5:35 pm

El Fideicomiso del Aeropuerto de la Ciudad de México (MexCAT) mejoró este martes la oferta de recompra de 1,800 millones de dólares en bonos emitidos para financiar la construcción de la nueva terminal aeroportuaria.

La oferta revisada incluye la recompra a un precio fijo de 1,000 dólares por cada 1,000 dólares de principal, más los intereses acumulados y no pagados, eliminando así la propuesta original de una subasta holandesa inversa como mecanismo para determinar el precio, con un rango que estaba limitado a entre 900 y 1,000 dólares por cada 1,000 dólares de principal.

El Fideicomiso también elevó el pago por la solicitud de consentimiento para realizar cambios a los convenios de emisión y otros documentos de 7.50 dólares a 10 dólares por cada 1,000 dólares de principal, que serán pagaderos a los tenedores que ofrezcan sus bonos para recompra y a los que den su aprobación para las modificaciones planteadas aunque no oferten sus bonos.

La nueva oferta extiende el periodo de solicitud de consentimientos del 17 al 19 de diciembre. La expiración de la oferta de recompra también se modifica del 2 al 4 de enero de 2019.

Bonos del NAIM, al alza

En la sesión de este martes, los bonos del NAIM vieron un aumento en sus precios. El instrumento con vencimiento en 2026 avanzó 1.18% a 87.48 dólares y los que vencen en 2028 subieron 0.80% a 86.09 dólares.

En tanto, el bono con vencimiento en 2046 subió 2.11% a 85.46 dólares y, el papel a vencer en 2047 avanzó 2.55% a 85.79 dólares.

Respuesta a inconformes

La modificación se da tras considerar las respuestas de los tenedores de bonos y otras partes interesadas, dijo la Secretaría de Hacienda en un comunicado.

“La Secretaría de Hacienda y Crédito Público cree que estos cambios convienen a los intereses de los tenedores y responden a las preocupaciones externadas por los tenedores en la mayor medida posible que es consistente con la orientación de la política del gobierno mexicano”, expresó.

La recompra de bonos es necesaria para que el gobierno cancele formalmente la construcción del NAIM, para lo cual necesita convencer a una mayoría simple de los inversionistas, 50% más 1% por cada una de las cuatro emisiones que existen de los bonos para que la avalen, de lo contrario, los tenedores pueden demandar al gobierno.

Ayer, el Grupo de Tenedores de Bonos Ad Hoc de MexCAT reiteraron en un comunicado que no respaldaban el plan de recompra de deuda del gobierno mexicano.

Además, informaron que ya representan el 50% del monto de capital de, al menos, una serie de bonos de MexCAT, y el 50% del monto de capital del total de 6,000 millones del monto de capital. Lo anterior fue comunicado por el despacho Hogan Lovells, representante y asesor legal de los bonistas.