1 de julio 2022 | 5:00 am

Advertisement

La suerte cambió para Grupo Famsa: de ser una de las empresas más castigadas en los últimos años y de entrar a concurso mercantil en 2021, sus acciones dieron el rendimiento más alto a los inversionistas en el primer semestre de 2022.

Durante el periodo que abarcó de enero a junio, las acciones de Famsa acumularon un alza de 107.1%, con lo que fue la emisora que tuvo el mejor desempeño entre las 136 que cotizan en la Bolsa Mexicana de Valores (BMV).

Puedes leer: BMV tiene su peor primer semestre desde 2020

En enero, los títulos de Famsa alcanzaron un precio de 1.8 pesos, su nivel más alto desde junio de 2020; sin embargo, siguen muy lejos del máximo histórico de 61.56 pesos alcanzado en abril de 2007, casi un año después de su debut. Al cierre de junio cotizaron en 1.39 pesos.

Detrás de Famsa

A Famsa le siguieron Vista Oil & Gas, con una ganancia de 42.6% en el primer semestre; Grupo Financiero Inbursa, de 30.5%; Chedraui, de 28.2%, y Vinte, de 27.1%

Los primeros seis meses del año estuvieron marcados por una elevada volatilidad, pero el mercado mexicano se mostró más resiliente que las bolsas de países desarrollados como el de Estados Unidos.

El factor más importante ha sido la expectativa de una desaceleración de la economía interna y global por alzas en la tasa de interés, la inflación y el conflicto entre Rusia y Ucrania

comentó Marco Montañez, analista en Vector Casa de Bolsa.

Famsa ‘respira’ tras concurso mercantil

Fue a inicios de 2021 que Famsa entró a concurso mercantil para reestructurar sus pasivos. Meses antes, en junio de 2020, el grupo se quedó sin Banco Famsa, cuyo proceso de liquidación fue notificado por la Comisión Nacional Bancaria y de Valores (CNBV).

La empresa, que ya arrastraba problemas desde años anteriores, logró salir del concurso mercantil en febrero de este año dando más certeza a los inversionistas, aunque con un tamaño más compacto. Además, adelantó la entrada de capital por más de 1,200 millones de pesos.

Alcanzar un acuerdo con los acreedores implica el rescate de la empresa, eso es significativo, incluso para los accionistas minoritarios. El mercado descontó que ya no tenía el riesgo de desaparecer

dijo Carlos Hermosillo, analista de consumo independiente.

En mayo, Famsa comunicó cambios en su gobierno corporativo, pues sus acreedores se convirtieron en los accionistas mayoritarios de la compañía, lugar que pertenecía a la familia Garza Valdez.

Aun así, Famsa es una acción especulativa y de poca bursatilidad, por lo que el repunte también se explica por un rebote del precio tras estar presionada a la baja a lo largo de varios años.

Axtel, el contraste

Las acciones de Axtel registraron una caída de 60.4% en el primer semestre y se ubicó como la segunda emisora más castigada en el periodo. De hecho, el 16 de junio cerraron en un mínimo histórico de 1.52 pesos.

Son varios los factores que pueden explicar el comportamiento negativo, uno de ellos han sido sus reportes financieros y otro es el fracaso de la directiva para vender los activos de la compañía

dijo Guillermo Guzmán, CEO de Trading Advisor.

En el primer trimestre, Axtel reportó caídas de doble dígito en ingresos y flujo operativo (EBITDA, por sus siglas en inglés), y una utilidad neta de 111 millones de pesos.

Alfa dio a conocer esta semana que propondrá a sus accionistas la escisión de su participación en Axtel, el negocio de telecomunicaciones del conglomerado regiomontano, como parte de su estrategia para desprenderse de algunas divisiones.

Los casos de Crédito Real y Aeroméxico

Crédito Real fue la emisora más castigada en el periodo, con un retroceso de 95.7%; sin embargo, sus acciones fueron suspendidas a inicios de junio porque no presentó su información financiera correspondiente al primer trimestre del año.

La empresa atraviesa por un proceso de reestructura tras el incumplimiento de pagos de vencimientos de deuda, afectando a los tenedores de bonos e inversionistas minoritarios que están contra la espada y la pared sin certeza de qué sucederá.

Mientras que Aeroméxico, que en días recientes hizo oficial que solicitará su desliste de la BMV, tiene en circulación acciones nuevas desde marzo tras concluir una Oferta Pública de Adquisición (OPA) que diluyó a pequeños accionistas.

Antes de la OPA, los títulos de Aeroméxico iban en caída en picada y acumulaban una pérdida anual de 84.4%. Analistas indicaron que, debido al split inverso que efectuó la aerolínea, cambió el capital social de la empresa y no se pueden considerar las acciones viejas.