Apple

3 de noviembre 2020 | 5:58 pm

Advertisement

Nota del editor: Este artículo es meramente informativo y no representa ninguna recomendación de inversión por parte de EL CEO.

Por Haris Anwar

Las acciones de Apple (NASDAQ:AAPL) atraviesan una nueva racha estos días. Las acciones del icónico fabricante de iPhone han bajado alrededor del 20% desde su que tocaran techo. Este martes cerraron en 110.44 dólares, pero las acciones registraron máximos de 52 semanas en 134.80 dólares al cierre del 1 de septiembre. Ahora, su rendimiento no alcanza al de otras compañías tecnológicas de gran capitalización.

Esta racha bajista de dos meses ocurre después de que Apple se convirtiera en la primera compañía estadounidense en superar en agosto una capitalización de mercado de 2 billones de dólares. Desde entonces, su valor ha descendido en 450,000 millones de dólares pues los inversionistas han abandonado las acciones del gigante tecnológico de Cupertino, California. La valoración de Apple asciende ahora a 1.85 billones de dólares, conservando su título de la compañía de Estados Unidos más valiosa del mundo.

Aunque la incertidumbre relacionada con la carrera presidencial de Estados Unidos y el potente resurgimiento del coronavirus jugaron un papel en esta caída, los inversionistas también se están poniendo más nerviosos por la valoración de Apple tras el potente repunte de las acciones desde la caída inducida por la pandemia en marzo.

Las acciones cayeron la friolera de 6.4% durante la jornada de negociación del viernes después de que sus resultados no cumplieran las expectativas de algunos inversionistas, y cerraron la semana con una caída de más de 5.6%.

Tras una caída de esta magnitud, la tentación de “comprar en las caídas” es demasiado grande para algunos inversionistas, especialmente cuando esta estrategia ha dado sus frutos repetidamente. Incluso tras incorporar la última venta, las acciones de Apple han generado beneficios de un 260% los últimos cinco años, incluyendo los dividendos.

Dicho esto, es evidente que hay algunos vientos en contra a corto plazo que lastran las acciones de Apple y podría haber más debilidad antes de que las acciones se recuperen. Estos son los factores que están en juego:

Debilitamiento de las ventas de iPhone

El último informe de resultados de la compañía ha indicado que Apple está luchando por impulsar las ventas de iPhone, crucial para cumplir con las actuales previsiones alcistas de los analistas. Las ventas del producto más vendido de la compañía cayeron 21% durante el cuarto trimestre fiscal de la compañía, ya que la pandemia interrumpió la cadena de suministro global, retrasando el lanzamiento de modelos más nuevos.

Apple generalmente presenta nuevos modelos de iPhone en septiembre, dando a sus ventas del cuarto trimestre un impulso considerable. Este año, los teléfonos habilitados para 5G salieron a la venta después del 15 de octubre, mientras que el iPhone 12 mini y el iPhone 12 Pro Max solo están disponibles para reserva esta semana.

Si Apple es capaz de revivir el crecimiento del iPhone en el trimestre actual, reivindicará la narrativa alcista de algunos analistas, que creen que los precios competitivos de los nuevos modelos, el primer rediseño significativo en tres años y el atractivo de una mayor velocidad podrían animar a los usuarios a actualizar sus teléfonos.

Como escribía el analista de Bernstein, Toni Sacconaghi, en una nota reciente: “La cosa es simple: los ingresos de iPhone tienen que crecer dos dígitos interanuales en el 1T fiscal, o marzo tiene que ser considerablemente más fuerte en términos estacionales para que este ciclo tenga la oportunidad de ser el superciclo de ventas que los inversionistas parecen estar anticipando”.

Dado que las ventas de iPhone siguen siendo débiles, los inversionistas también se están poniendo nerviosos al flaquear el crecimiento en China, una de las regiones más importantes para la compañía. Los ingresos procedentes de Asia cayeron 29% durante el último trimestre, su nivel más bajo desde 2014.

El primer teléfono habilitado para 5G de Apple es algo ya obsoleto en China, donde las marcas locales llevan mucho tiempo ofreciendo un conjunto de gadgets preparados para la tecnología 5G. “La batalla crucial para Apple está en el mercado premium de smartphones en el que Apple reinaba antes de perder terreno ante Huawei Technologies estos últimos años”, según un análisis reciente del Wall Street Journal.

A pesar de estos desafíos, los ejecutivos de Apple siguen siendo optimistas sobre que la compañía va camino de alcanzar sus objetivos. Luca Maestri, director financiero de Apple, ha dicho a Bloomberg Television que espera que el iPhone 12 Pro Max con su pantalla más grande funcione “increíblemente bien” en la región y que la compañía está segura de que logrará un crecimiento allí en el cuarto trimestre.

En conclusión

No hay duda de que el debilitamiento de las ventas de iPhone es el factor que más negativamente afecta a las acciones de Apple. Cualquier posible repunte de las ventas depende en gran medida del camino que tome la pandemia del COVID-19 a partir de aquí y de lo profundamente perjudicada que salga la economía mundial.

Dicho esto, Apple sigue siendo una opción favorita a largo plazo por la resiliencia de los otros negocios de la compañía debido a su estrategia de continua diversificación y sus impresionantes capacidades de innovación.

La nota ¿Es Apple buena opción de compra tras la caída del 20% de las acciones? apareció por primera vez en Investing.com