Cacao, cocoa

4 de junio 2019 | 4:19 pm

En 2018 el producto más rentable fue el cacao y los precios de sus futuros se dispararon 28%. ¿La razón? Analistas habían advertido que el chocolate tendría una oferta limitada para 2020 por la escasez de granos, de acuerdo con un reporte publicado este martes por el Wall Street Journal.

Actualmente los precios del cacao se mantienen relativamente sin cambios desde el inicio de 2019. Desde el lunes el producto se cotizaba en la Bolsa Intercontinental de Nueva York a 2,351 dólares por tonelada métrica.

¿Por qué se han estabilizado los precios?

El clima en las principales regiones productoras de cacao ha sido propicio para la producción y la oferta está superando la demanda por tercer año consecutivo, según las más recientes proyecciones de la Organización Internacional del Cacao (ICCO)

La ayuda

Según la ICCO, se proyecta que la producción para la temporada de cultivo 2018-2019 tendrá un récord de 4.8 millones de toneladas métricas, un nivel que crearía un superávit global de 36,000 toneladas.

Un excedente de ese tamaño, equivalente a aproximadamente 79 millones de bloques de chocolate de 1 libra, ayudaría a mantener los precios bajo control.

“Nada ha salido mal. Un superávit moderado durante el año de cosecha 2018-2019 mantuvo los precios del cacao dentro de un rango comercial relativamente ajustado”, dijo a The Wall Street Journal el vicepresidente de JSG Commodities, Eric Bergman. 

En qué fallaron las predicciones

Las estimaciones de una escasez de cacao no se basaron en una ciencia sólida, dijo al WSJ el director de productos básicos y adquisiciones corporativas de Blommer Chocolate, Jeff Rasinski.

Pero no tan rápido, pese a la producción récord proyectada por ICCO, Bergman aseguró que es demasiado pronto para determinar que no habrá una escasez. La predicción se puede truncar si el clima impredecible pesa sobre los cultivos de cacao, explicó al diario neoyorquino.

La respuesta de la industria

La mayor producción se produjo en parte cuando las corporaciones hicieron cambios en sus cadenas de suministro de cacao.

En respuesta a informes de una escasez inminente, Mondelez, propietario de las marcas de chocolate Cadbury y Toblerone, inició un programa en 2012 que ayudó a los agricultores de seis países productores de cacao a aprender a cultivar de manera más eficiente.

Mondelez ha tenido éxito con el aumento de cultivos, ya que las granjas de Ghana que participan en su programa rinden 15% más que los no participantes.

La compañía detalló que extrae 43% de su cacao de los agricultores que participan en el programa y le gustaría obtener 100% de sus necesidades de los participantes para 2025.

Mars, fabricante de M&M’s y Snickers, presentó un programa similar el año pasado.

En tanto, Hershey informó que invertirá 500 millones de dólares en cultivadores de cacao hacia 2030, y que tiene un programa que ofrece capacitación y recursos a productores para salvaguardar el suministro mundial de cacao.