20 de noviembre 2018 | 4:59 pm

Las acciones estadounidenses cayeron fuertemente por segunda jornada consecutiva este martes luego que los títulos energéticos se desplomaron junto con los precios del petróleo y los minoristas retrocedieron por débiles ganancias y pronósticos, lo que alimentó las preocupaciones sobre crecimiento económico.

El Promedio Industrial Dow Jones cayó 2.21% a 24,465.64 unidades, mientras que el S&P 500 tuvo una pérdida de 1.82% a 2,641.89 unidades, con lo que ambos índices borraron las ganancias de todo el año.

El Nasdaq terminó la jornada con una baja de 1.7% a 6908.82 unidades, luego que ayer cayó 3%.

En México, el índice de Precios y Cotizaciones terminó el día con una pérdida de 1.23% a 41,797.37 unidades.

Destacaron las bajas en torno al 5.0% de las acciones de Grupo México y Peñoles después de que Morena presentó en el Senado una iniciativa que busca obligar al Gobierno a solicitar el consentimiento de las comunidades indígenas antes de otorgar concesiones mineras.

El proyecto presentado el martes es un factor que ha venido a agregar “ruido” a un sector que ha estado golpeado recientemente por otros temas, como la caída en los precios de los metales, coincidieron dos analistas.

El dólar interbancario cerró a 20.4245 pesos por unidad, 32 centavos que en la jornada anterior, mientras que al menudeo terminó en 20.70 pesos a la venta en ventanillas de Citibanamex, 30 centavos más que el viernes.

Petróleo pinta de negro a las bolsas

Los precios del crudo cayeron cerca de 7% este martes con un desplome del barril en Estados Unidos a su mínimo en más de un año por la amplia liquidación que vivió Wall Street y los miedos a la desaceleración.

Los futuros del WTI cayeron 6.59% a 54.43 dólares por barril. Los futuros del Brent declinaron 6.38% a 62.53 dólares el barril.

El declive del martes amplió la abrupta bajada que se vive desde principios de octubre. Los precios del WTI han cedido más de 30% desde los picos de casi cuatro años de comienzos de octubre, presionados por un aumento del suministro y la liquidación de activos de riesgo a nivel mundial. El Brent ha perdido cerca de 28% en el mismo periodo.

Los precios aumentaron su desplome después de que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump, dijo que su país tiene la intención de seguir siendo un “socio firme” de Arabia Saudita, pese a que el príncipe heredero Mohammed bin Salman haya podido tener conocimiento del asesinato del periodista Jamal Khashoggi el mes pasado en Turquía.

Con información de Reuters