5 de octubre 2022 | 5:00 am

 

Cuando Lehman Brothers colapsó el 15 de septiembre de 2008, Wall Street tuvo uno de los peores momentos de toda su historia. Ahora, la posible quiebra de Credit Suisse revive los fantasmas del inicio de la crisis financiera.

Desde el fin de semana Credit Suisse es trending topic y analistas financieros, inversionistas y otros participantes del mercado lo comparan con Lehman Brothers, un gigante financiero que se hundió tras 158 años de existencia.

El pánico se desató luego de que la semana pasada se filtró un comunicado en el que el CEO de Credit Suisse, Ulrich Koerner, reconoció que el banco se encuentra en ‘un momento crítico’, lo que llevó el precio de sus acciones a un mínimo histórico el lunes.

Sin embargo, analistas consultados por EL CEO consideran que es muy pronto para hablar de un escenario catastrófico como la crisis subprime que sumergió a Estados Unidos y buena parte del mundo en una debacle económica que duró 18 meses.

El episodio de Lehman sigue fresco en la memoria colectiva, por eso es fácil que se haga la relación, pero hay diferencias marcadas. Es alarmismo compararlos

explicó Luis Gonzali, director de inversiones en Franklin Templeton.

Velocidad de la caída 

En 2008, aunque había indicios de que Lehman Brothers también estaba emproblemado, la velocidad de su deterioro tomó a Wall Street por sorpresa, mientras que la quiebra Credit Suisse todavía está en el aire, pero se anticipa.

Parte de la caída de Lehman fue que hubo una pérdida generalizada de confianza irracional que lo quebró de un día para otro

dijo Amín Vera, director de inversiones en INVALA Family Office.

Los analistas relataron que el 15 de septiembre de 2008, justo en la víspera de las fiestas patrias en México, los operadores se vieron forzados a regresar a las oficinas para vender posiciones antes de que fuera demasiado tarde.

En cuestión de horas, Lehman se hundió 94% en la bolsa y los principales índices bursátiles de Wall Street se desplomaron, arrastrando a los mercados financieros de todo el mundo.

Si bien el futuro de Credit Suisse es incierto, algunos comentarios en redes sociales predijeron un colapso de los mercados a partir de esta semana, algo que no se ha materializado. De hecho, los índices estadounidenses presentan fuertes rebotes y el banco suizo recuperó terreno al escalar casi 9% al cierre del martes.

También lee: ¿Cómo cerraron los mercados el 4 de octubre?

Motivos

La crisis subprime estalló por la incapacidad de las personas de pagar sus créditos hipotecarios otorgados por instituciones bancarias, pero los bancos tienen mejores niveles de liquidez que en ese momento.

Credit Suisse presentó buenos números al cierre del primer semestre. Sus métricas de capital y liquidez están por encima de lo que pide la regulación suiza

comentó Gonzali.

Aun así, el banco suizo ha estado en medio de una serie de escándalos en los últimos años, los más recientes relacionados con las quiebras de Greensill y Archegos Capital en 2021, que le costaron miles de millones de dólares.

Para los especialistas, otra diferencia es que se habla de un posible rescate de Credit Suisse en el supuesto de que se declare en quiebra. Incluso, Vera considera que las autoridades financieras de Suiza actuarán para evitar su desaparición.

Gran parte del desorden que provocó el colapso del sistema financiero hace 14 años se debió a que Lehman Brothers no fue rescatada, a diferencia de Bear Stearns que fue adquirido por JPMorgan Chase.

Terror en octubre

A pesar de las fuertes alzas en días recientes, el pánico aumentó en Wall Street en el inicio del mes de Halloween. El índice “Miedo y Codicia” (Fear & Greed) de CNN está en el nivel de ‘miedo extremo’, lo que sugiere un mal augurio de los inversionistas.

De hecho, en momentos de mercados bajistas como en la actualidad, las ganancias de más de 2% son interpretadas como una confirmación de que vendrán más episodios de volatilidad, incluso cuando octubre es un mes históricamente bueno para los mercados, dijo Vera.

El colapso de Credit Suisse sumaría presiones a la economía y los mercados, que ya resienten las alzas a las tasas de interés de los bancos centrales y los elevados niveles de inflación.

Las apuestas de Wall Street están en contra del banco suizo: sus Credit Default Swaps (CDS) subieron a 300 puntos base, reflejo de que el mercado cree que el banco no tiene la solvencia para cumplir con sus obligaciones y caerá en default.

Según medios europeos, los niveles de CDS de los bancos europeos Deutsche Bank y UBS también se encuentran en niveles muy elevados. El mercado tendrá una guía más clara el 27 de octubre, una vez que Credit Suisse presente un plan estratégico para atender los problemas que arrastra por años.

Continúa leyendo: Credit Suisse es el banco extranjero con el que está más endeudado Crédito Real

Advertisement