Precios del petróleo pegan a aerolíneas

2 de diciembre 2021 | 5:00 am

Las aerolíneas mexicanas que cotizan en Bolsa han experimentado una significativa disminución en su valor durante los últimos meses. Uno de los factores detrás de las bajas son los elevados precios del petróleo a nivel global, que incluso afectarán sus resultados financieros en los siguientes meses.

Al incrementarse el precio del petróleo podríamos esperar en el cuarto trimestre algún impacto por las presiones inflacionarias que estuvieran mermando los márgenes de rentabilidad (de las aerolíneas)

comentó Brian Rodríguez, analista bursátil en Monex

La caída más abrupta la sufrió Volaris: entre octubre y noviembre, las acciones de la aerolínea que dirige Enrique Beltranena se desplomaron 29%, luego de que en septiembre alcanzaron un máximo histórico de 45.81 pesos.

En el caso de Aeroméxico, la capitalización de mercado tuvo un descenso de 17% entre agosto y el mes pasado, y las acciones cotizan actualmente en 5.15 pesos, lo que se traduce en una caída de 31.8% durante 2021.

No dejes de leer: Más de 70% de las empresas del IPC caen en noviembre

Rodríguez recordó que en octubre el precio del WTI de Estados Unidos, principal referencial de petróleo en el mundo, escaló por encima de los 85 dólares por barril, un nivel que no tocaba desde 2014, situación que comenzó a tener un impacto en el desempeño de las aerolíneas en el mercado bursátil.

Las alzas del petróleo inciden directamente en la turbosina que emplean las aerolíneas como uno de sus gastos fijos más elevados. Aunque las compañías tienen coberturas a futuro para evitar la volatilidad de las cotizaciones, los precios altos por un tiempo prolongado incrementan los costos operativos.

Petróleo, con posibilidad de aumentar más

Si bien los petroprecios han caído respecto a los niveles de octubre, los pronósticos indican que tanto el WTI como el Brent del Mar del Norte cerrarán 2021 por encima de los 70 dólares por barril, un nivel que aún es alto para las aerolíneas.

Esto dependerá en gran medida de la decisión sobre la política de producción que tomará este jueves la Organización de Países Exportadores de Petróleo y sus aliados, un grupo conocido como OPEP+, en momentos de incertidumbre sobre el impacto de la variante ómicron del COVID-19, y después de que el gobierno del presidente de Estados Unidos, Joe Biden, liberó más de 50 millones de barriles de reservas petroleras.

Es probable que detengan sus incrementos a la producción al menos hasta su siguiente reunión en enero y esto puede presionar al alza el precio del petróleo

dijo Ana Azuara, especialista en el mercado de commodities en Banco Base

Sobre la nueva cepa de coronavirus, que en días recientes agitó a los mercados y arrastró las cotizaciones internacionales del crudo, la analista mencionó que su impacto dependerá de la eficacia de las vacunas y en la medida en que los gobiernos estén dispuestos a imponer restricciones a la movilidad como las que implementaron en 2020.

Hasta el momento, Estados Unidos y algunos países en Europa restringieron a viajeros de Asia y África, donde se detectó por primera vez la variante ómicron; sin embargo, las aerolíneas mexicanas no cuentan con una gran participación hacia estas rutas.

Además, la demanda global por energéticos sigue siendo fuerte debido a la crisis en el sector energético de Europa y Asia, y a las condiciones climáticas en el hemisferio norte, donde se espera un invierno crudo.

Te puede interesar: Ómicron amenaza a Pemex y las finanzas públicas en el último tramo de 2021

Degradación de seguridad aérea también pega

Al igual que las presiones por los elevados precios del petróleo, las aerolíneas mexicanas han sido afectadas por la degradación de la calificación en seguridad aérea de México a Categoría 2.

“La degradación a la seguridad aérea ya comienza a tener un efecto por el plazo que lleva”, señaló Rodríguez.

En mayo, la Administración Federal de Aviación​ (FAA, por sus siglas en inglés), rebajó la calificación en seguridad aérea de México al considerar que no cumplía con los estándares de la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI), la entidad de las Naciones Unidas que regula la aeronáutica mundial.

La medida no afecta el servicio existente de las aerolíneas a Estados Unidos, pero sí les impide ofrecer nuevas rutas en el país vecino.

Al respecto, el secretario de Relaciones Exteriores, Marcelo Ebrard, dijo en agosto que México podría recuperar la Categoría 1 en seguridad aérea, en mayo del próximo año.