Evergrande bolsa de Hong Kong

20 de septiembre 2021 | 11:43 am

Las acciones del gigante inmobiliario China Evergrande Group profundizaron su caída este lunes, ante un incremento de las preocupaciones de quiebra de la emproblemada empresa que comenzaron a extenderse al sector inmobiliario y otros mercados.

Los títulos de la compañía cayeron hasta 19% durante la jornada del lunes, tocando su menor nivel desde mayo de 2010, y cerraron con un descenso de 10.2%, a 2.28 dólares de Hong Kong por papel.

El desplome pudo acentuarse por un reporte de Reuters de que Beijing pidió a los magnates inmobiliarios de Hong Kong destinar sus recursos e influencia para respaldar los intereses de China.

Otros desarrolladores como New World Development y Chinese Estates Holdings, que según CNN suelen apoyar a Evergrande mediante la compra de bonos y acciones, cayeron 12.3% y 8.5%, respectivamente. 

El Hang Seng Property Index, que monitorea a las principales inmobiliarias que cotizan en bolsa, se hundió 6.7% a su menor nivel desde mayo de 2016.

Las preocupaciones también se reflejaron el índice Hang Seng de Hong Kong, que cayó 3.3% a su menor nivel desde octubre, y contagió a los mercados accionarios en Europa y Estados Unidos.

Con 305,000 millones de dólares en pasivos, la inmobiliaria más endeudada del sector a nivel global enfrenta el pago de un cupón de bonos de 80 millones de dólares y otro pago de 47.5 millones a finales del mes.

Sin embargo, aún no es claro si podrá cumplir con estas obligaciones y la empresa hoy se debate entre un colapso desastroso, uno controlado o la posibilidad más lejana de un rescate por parte del gobierno.

Medidas desesperadas

Mientras tanto, Evergrande recurre a medidas desesperadas para evitar la bancarrota, como tasas de interés milagrosas a inversiones de alto riesgo. 

El conglomerado que en las últimas dos décadas fue uno de los rostros más visibles del frenesí inmobiliario de China hoy está totalmente acorralado y hoy ofrece a sus acreedores los pagos adeudados en especie, como terrenos o plazas de estacionamiento. 

Las ofertas por lo general son rechazadas por los interesados.

También ha propuesto en los últimos meses a sus empleados vender, o comprar para ellos mismos, inversiones muy atractivas pero de alto riesgo.

Las tasas de interés ofrecen una ganancia de entre 7% y 9%, según los empleados y folletos consultados por la AFP.

El grupo hoy mantiene más de 1.4 millones de viviendas aún en plena construcción, que ya no puede terminar ni entregarlas a sus propietarios.

De acuerdo con analistas, esta semana será clave para la ruta que seguirá Evergrande y si bien consideran que impactará a nivel mundial, descartaron una afectación grave como ocurrió con Lehman Brothers en la crisis hipotecaria de 2008.

Con información de AFP