4 de abril 2021 | 5:00 am

Nota del editor: Este artículo es meramente informativo y no representa ninguna recomendación de inversión por parte de EL CEO.

Por Jesse Cohen

Las preocupaciones en torno al COVID-19 parecen volver a ser el centro de atención para muchos inversionistas. Tras semanas de descenso, los casos de Estados Unidos han aumentado en los últimos días, mientras que en Europa, varios países, como Alemania, Francia y los Países Bajos, han vuelto a imponer o prorrogar las medidas de confinamiento y otras restricciones sociales.

Esta semana, la doctora Rochelle Walensky, directora de los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades en Estados Unidos (CDC), pidió con la voz emocionada a los funcionarios públicos y a otros que difundan la gravedad de la situación, en un intento por prevenir una nueva ola.

“Voy a saltarme el guión para reflexionar sobre la sensación recurrente que tengo de una fatalidad inminente”, dijo Walensky el lunes una comparecencia ante los medios. “En este momento tengo miedo”.

Este preocupante desarrollo de los acontecimientos podría interrumpir las “operaciones de reactivación”, en las que los inversionistas han venido las acciones tecnológicas que compraron durante la pandemia, y rotado hacia acciones de valor que probablemente se beneficiarán de la reactivación de la economía.

Teniendo todo esto en cuenta, los siguientes dos nombres están bien posicionados para beneficiarse de tal escenario.

1. Netflix (NASDAQ:NFLX)

Considerado generalmente uno de los grandes ganadores de la crisis del COVID-19, Netflix (NASDAQ:NFLX) se benefició durante la pandemia de las medidas de distanciamiento social que obligaron a la población a confinarse en casa, lo que dio lugar a que cada vez más personas recurrieran al servicio de streaming como entretenimiento.

Las preocupaciones en torno al coronavirus han resurgido a escala mundial, así que es probable que ese hábito repunte de nuevo en los próximos meses.

Otra señal prometedora es que la productora y plataforma de contenido ha anunciado recientemente que comenzará a combatir el uso compartido de contraseñas, una práctica que le cuesta al gigante del streaming miles de millones de dólares.

Según las últimas estimaciones, aproximadamente un tercio de los clientes que se suscriben a Netflix comparten sus contraseñas con familiares y amigos que viven fuera de sus hogares. Esperamos que eso resulte en un aumento de nuevos suscriptores de pago tanto nacionales como internacionales en las próximas semanas y meses.

Las acciones del gigante del streaming con sede en Los Gatos, California, han descendido 3.5% en lo que va de 2021, en comparación con la subida del 5.7% del S&P 500 en el mismo periodo. Los inversionistas han vendido las acciones tecnológicas que han repuntado a lo largo de la pandemia, para comprar acciones de valor que probablemente se beneficien de la reactivación de la economía.

Netflix cerró el primer trimestre en 521.66 dólares, aproximadamente 12% por debajo de sus máximos históricos registrados el 20 de enero en 593.29 dólares, lo que lleva la capitalización de mercado de la empresa a 231,000 millones de dólares. Creemos que la reciente venta ofrece un buen punto de entrada, dado el resurgimiento de los casos de coronavirus y las nuevas medidas de confinamiento de Europa.

2. Zoom Video (NASDAQ:ZM)

Otras notables beneficiarias del brote de COVID-19 son las acciones de Zoom Video Communications Inc (NASDAQ:ZM), que han caído en desgracia en los últimos meses, ya que los progresos en el frente de vacunación han llevado a estados y países a relajar las restricciones y revertir las medidas de confinamiento en los hogares.

Tras dispararse hasta máximos históricos de 588.84 dólares el 19 de octubre, las acciones de Zoom, a pesar de su reciente ritmo de ganancias, han perdido impulso, cayendo 45% hasta cerrar marzo en 321.29 dólares.

En las valoraciones actuales, la capitalización de mercado del especialista en videoconferencias con sede en San José, California, asciende a 94,400 millones de dólares.

Con los temores de que llegue otra ola de coronavirus —y las consiguientes medidas de confinamiento—, tiene sentido que los inversores corran de nuevo hacia el proveedor de servicios de videoconferencias basado en la nube, ante las expectativas de que las empresas mantengan sus oficinas cerradas a escala mundial.

Además, la confianza en la empresa ha mejorado recientemente tras la noticia de que Zoom planea comenzar a autorizar su tecnología de videoconferencia a otras empresas con el fin de que la incrusten en sus propias aplicaciones y webs.

Bajo el nuevo modelo, Zoom seguiría facilitando las videollamadas, pero no con la marca como tal, haciendo invisible su participación a los usuarios. Pretende cobrar las videollamadas por minuto, ofreciendo gratuitamente los primeros 10,000 minutos de cada mes, según el director de tecnología Brendan Ittelson.

Con esta medida, Zoom Video Communications —considerado líder de las comunicaciones de vídeo empresariales modernas— competirá contra Amazon (NASDAQ:AMZN) y Ringcentral (NYSE:RNG), que ya ofrecen herramientas sin marca que puedan incrustarse en los productos de otras empresas.

Este texto apareció por primera vez en Investing.com