FAANG presionadas

12 de julio 2021 | 10:49 am

La Unión Europea decidió suspender la presentación de su plan de un impuesto digital, mientras avanzan las negociaciones en el ámbito de la OCDE con los países del G20 sobre fiscalidad de las grandes empresas, anunció este lunes la Comisión Europea. 

La conclusión satisfactoria de este proceso requerirá un esfuerzo final de todas las partes, y la Comisión está comprometida a concentrarse en ese esfuerzo. Por este motivo, hemos decidido suspender nuestro trabajo sobre una propuesta de impuesto digital como un nuevo recurso propio de la UE durante este periodo,

dijo un portavoz

Los ministros de finanzas del G20 apoyaron el sábado un plan originalmente lanzado por 132 países en el ámbito de la OCDE para reformar las obligaciones fiscales de las grandes empresas multinacionales, incluyendo los gigantes digitales.

Reunidos en Italia, los ministros del G20 pidieron que las negociaciones avancen rápidamente para limar las diferencias que persisten y así permitir la adopción de un gran acuerdo en octubre. 

En tanto, el plan de la UE de adoptar una enorme reforma de toda la estructura fiscal para los gigantes digitales había sido criticado por Estados Unidos, y el fin de semana la secretaria estadounidense del Tesoro, Janet Yellen, pidió públicamente que sea reconsiderado. 

En ese cuadro, la decisión europea de dejar momentáneamente en suspenso su plan obedece a la intención de alinearlo con las decisiones que sean adoptadas en el marco de las negociaciones OCDE/G20.

La idea original de la UE es que ese llamado “impuesto digital” sea una pieza central para levantar fondos a ser utilizados en los esfuerzos de la recuperación pospandemia.

También lee: Impuesto mínimo podría inhibir inversión extranjera.

Varios miembros de la UE, incluidos Francia, Austria, Italia y España, han impuesto sus propios impuestos a los servicios digitales, pero algunos han acordado retirarlos si se implementa el acuerdo del G20. A su vez, Estados Unidos impuso pero suspendió aranceles a las importaciones de esos países, en espera de un acuerdo final, de acuerdo con The Wall Street Journal.

El pleito en materia fiscal entre la UE y Estados Unidos dio un paso adelante hace unas semanas cuando ambas partes llegaron a un acuerdo sobre la disputa entre Boeing y Airbus.

“Varias otras disputas comerciales siguen sin resolverse, incluidas las tarifas de acero y aluminio, y Estados Unidos ya ha expresado su cautela sobre los planes de la UE para un impuesto fronterizo de emisiones de carbono que podría afectar a las empresas estadounidenses”, según el medio estadounidense.

Con información de AFP