Donald Trump

19 de diciembre 2018 | 8:44 am

Advertisement

El presidente Donald Trump ordenó este martes la creación de un comando militar de Estados Unidos del espacio, bautizado como Spacecom, para asegurar en ese nuevo escenario de combate la supremacía de su país, amenazada por China y Rusia, lo que provocó una respuesta del gigante asiático.

“Ordeno el establecimiento, de acuerdo a la ley estadounidense, del Comando Espacial de Estados Unidos, como un Comando Combatiente Unificado operativo”, indicó el mandatario en un memo dirigido al secretario del departamento de Defensa, Jim Mattis, y publicado por la Casa Blanca.

El presidente también ordenó al Pentágono que recomiende el nombramiento de un oficial de alto rango para supervisar este nuevo “Comando militar del espacio”, encargado de supervisar todas las actividades militares espaciales del país, nombramiento que tendrá que ser confirmado por el Congreso.

La nueva estructura tendrá funciones operacionales como los comandos de Europa (Eucom) o de África (Africom), y funcionales como el comando estratégico (Stratcom), encargado de la defensa estratégica de Estados Unidos.

“Desarrollará una doctrina espacial, tácticas, técnicas y procedimientos que permitirán a nuestros combatientes defender nuestra nación en este nuevo ámbito”, añadió.

El vicepresidente recordó que Estados Unidos se enfrenta actualmente a la competencia estratégica de Rusia y de China, que desarrollaron sus capacidades tecnológicas, sobre todo en el espacio.

“La verdad es que desde hace años países extranjeros desarrollan armas electrónicas para interferir y desactivar satélites”, declaró. “China ha probado misiles destinados a destruir satélites. China y Rusia tratan de posicionar nuevas armas en el espacio”, dijo Mike Pence en un discurso pronunciado en el Kennedy Space Center, en Florida.

China, no muy contento

Ante el anuncio, China no esperó para pronunciarse en contra de la carrera armamentística de Trump en el espacio.

“China siempre apostó por un uso pacífico del espacio. Se opone a la militarización del espacio y a cualquier tipo de carrera armamentística en el espacio”, aseguró  este miércoles el portavoz del Ministerio chino de Asuntos Exteriores, Hua Chunying.

“Nos oponemos aún más a la idea de que el espacio se convierta en un nuevo campo de batalla”, añadió durante una rueda de prensa.

China no tiene oficialmente la ambición de desplegarse militarmente en el espacio, pero sí que apuesta por numerosos proyectos espaciales civiles, con los que rivaliza con Estados Unidos, Rusia, la Unión Europea, India, Rusia o Japón.

A principios de diciembre, los servicios espaciales chinos lanzaron un módulo de exploración que debería llegar a principios de enero a la cara oculta de la Luna.