13 de enero 2020 | 11:00 am

Los sindicatos franceses más duros, que exigen el retiro total de la polémica reforma de las pensiones de Emmanuel Macron, se mantenían el lunes en pie de guerra, con llamados a bloquear puertos y bancos.

El primer ministro francés, Edouard Philippe, retiró “provisionalmente” la medida más polémica de la reforma el sábado pasado, que preveía atrasar de dos años la edad de jubilación, hasta los 64 años, para cobrar una pensión plena.

A cambio, exigió que las organizaciones sindicales y patronales encuentren antes de abril soluciones alternativas para garantizar el equilibrio del sistema de pensiones.

Este compromiso fue aceptado por los sindicatos más moderados, pero los más radicales llamaron a “seguir el combate”.

El sindicato de mano dura CGT, que exige el retiro total de la reforma, llamó seguir las huelgas en varios sectores y convocó una nueva protesta a nivel nacional para el jueves.

Siguen en paro

Dos importantes centros del Banco de Francia estaban bloqueados este lunes, lo que también representa el bloqueo potencial de un cuarto de los billetes de banco del país.

La CGT llamó también a una huelga en los principales puertos marítimos del país esta semana, lo que podría impedir la entrada y salida de mercancías.

En los transportes, la huelga continuaba por 40º día consecutivo, aunque la situación mejoró un poco con respecto a las semanas anteriores. En París, todas las líneas del metro funcionaban, aunque solamente en las horas punta.

En la SNCF, compañía nacional de ferrocarriles, el número de huelguistas cayó a su mínimo desde el inicio de la huelga, el 5 de diciembre, con menos de un cuarto de los conductores en paro.

Con mayores o menores concesiones, el gobierno francés está decidido a presentar el proyecto de creación de un sistema único de pensiones en su Consejo de ministros del 24 de enero.

“Vamos a seguir hasta el final” en la reforma del sistema de pensiones, prometió Edouard Philippe el domingo.

“Aquellos que incitan (a los trabajadores) a continuar la huelga los están llevando quizás a un callejón sin salida”, añadió.