17 de mayo 2022 | 12:37 pm

Advertisement

Los rusos hacían fila en una estación de tren de Moscú el martes para lo que puede ser su último Big Mac de uno de los pocos restaurantes McDonald ‘s que siguen abiertos en el país.

La mayor cadena de hamburgueserías del mundo baja la persiana en Rusia después de más de 30 años, convirtiéndose en una de las mayores marcas mundiales que se marchan tras las acciones de Moscú en Ucrania.

Esta salida de McDonald ‘s pone fin a un capítulo de la historia de la compañía estadounidense que comenzó cuando empezó a servir sus hamburguesas en Rusia como símbolo del capitalismo estadounidense.

McDonald’s cierra temporalmente 850 restaurantes en marzo

En marzo pasado, la cadena de comida rápida estadounidense anunció su decisión de cerrar temporalmente sus 850 restaurantes en Rusia y suspender todas sus operaciones en el país, siguiendo el paso de varias multinacionales que decidieron tomar distancia de Moscú tras la invasión en Ucrania.

El grupo informó que seguiría pagando a los 62,000 empleados en el país, aseguró en un mensaje el director general de la empresa, Chris Kempczinski, pero ahora la situación es distinta.

“Ahora McDonald’s funciona en pocos sitios. Echo de menos McDonald’s, así que cuando voy a San Petersburgo, me pasó por allí y me doy el gusto de comer un Big Mac”, dijo Irina, de 32 años, que hacía fila en la sucursal de la estación Leningradsky de Moscú, desde donde los trenes se dirigen al norte, a San Petersburgo.

Rusia gestionaba directamente más del 80% de los restaurantes de la cadena McDonald y representaba también 9% del volumen de negocio del grupo y 3% de su beneficio operacional.

McDonald’s venderá 84% de sus franquicias

La franquicia tiene previsto vender el 84% de sus casi 850 restaurantes en Rusia a un comprador local. El futuro de los locales restantes, operados por franquicias, no está claro.

Además, los nuevos propietarios no podrán utilizar el nombre, el logotipo, la marca y el menú de McDonald ‘s. Esto hace que algunos rusos temen que la calidad se vea afectada.

“Ayer leí que McDonald’s iba a cerrar pronto y va a abrir con un nuevo nombre, así que hoy he venido corriendo a comprar mi hamburguesa con queso, mi batido y mis papas fritas favoritas”, dijo Alla, de 21 años. 

Los restaurantes franquiciados siguen abiertos y han experimentado un repunte del negocio desde que McDonald’s cerró sus establecimientos. “En lugares accesibles del centro de Moscú y San Petersburgo estamos viendo una elevada demanda”, dijo el martes el franquiciado Rosinter Restaurants.

McDonald’s mantendrá su marca en Rusia, lo que según los analistas, deja la puerta abierta a su regreso. Mientras, los restaurantes comenzarán a reabrirse bajo una nueva propiedad y marca en junio, afirmó una fuente cercana a la empresa.

La cadena de hamburgueserías llegó a simbolizar el deshielo de las tensiones de la Guerra Fría y fue una forma de que millones de ciudadanos soviéticos probaran la comida y la cultura occidentales, aunque el costo de una hamburguesa fuera varias veces superior a los presupuestos diarios de muchos habitantes de la ciudad.

También puedes leer: Heineken y Carlsberg se unen a las empresas que abandonan Rusia

Mc Donald´s se une a Siemens, Coca-Cola, Heineken 

Recientemente, Siemens informó que abandonará el mercado ruso debido a la invasión en Ucrania, poniendo fin a una historia de 170 años de relación comercial entre Alemania y Rusia.

El grupo industrial y tecnológico alemán se convirtió en la última multinacional en anunciar pérdidas vinculadas a su decisión de abandonar Rusia tras la invasión del 24 de febrero, la cual empleaba a 3,000 personas en aquel país.

Coca-Cola, Procter & Gamble (P&G) y KFC anunciaron hace unos meses el fin de sus operaciones en Rusia como consecuencia de las acciones militares que tomó dicha nación en contra de Ucrania.

Mientras que otras empresas como las cerveceras Anheuser-Busch InBev y Carlsberg hasta el fabricante de ropa deportiva Adidas, el fabricante de automóviles Renault y varios bancos han estado calculando el costo de suspender operaciones o retirarse de Rusia.

Te puede interesar: Ucrania desvanece 4.8 millones de empleos tras invasión de Rusia