reino unido escasez

23 de mayo 2022 | 12:31 pm

Reino Unido está al borde de una escasez de botellas de vidrio para cerveza, a medida que las existencias de cristalería se desploman y los costos de producción se disparan, encima de que los precios del aceite de girasol también están afectando la industria alimentaria. 

Un importante mayorista escocés advirtió que los proveedores ya están comenzando a lidiar con la escasez de cristalería, ya que los precios aumentaron 80% en los últimos 12 meses, debido al aumento de los costos de energía.

La advertencia se produce después de que los expertos en cerveza en Alemania anunciaron que el país podría enfrentar una escasez de cristalería este verano, en espera de que sus pequeñas y medianas cervecerías sean las más afectadas.

No pasará mucho tiempo antes de que la escasez de cristalería afecte a los consumidores del Reino Unido. Nuestros proveedores de vinos y licores de todo el mundo se enfrentan a luchas continuas que tendrán un efecto dominó

dijo Julie Dunn, directora de operaciones de uno de los mayoristas más grandes de Escocia, Dunns Food and Drinks.

Como resultado, podría haber menos variedad en las cervezas embotelladas que vemos en los estantes del Reino Unido, agregó.

No te pierdas: Reino Unido impone más sanciones a Rusia, ahora es la importación de vodka

Cerveza, la bebida alcohólica más popular 

La cerveza representa más de 7,100 millones de libras esterlinas de gasto en 2020, lo que la coloca como la opción de bebida alcohólica más popular en el Reino Unido.

En 2017 se observó un cambio marcado hacia las personas que optan por beber cerveza en casa en vez de lugares de hostelería, con más del 53% de todas las ventas de cerveza fuera del comercio, lo que representó un aumento del 20% desde 2000.

Ante la posible escasez, los cerveceros escoceses han tomado medidas para combatir el aumento de los costos de producción como nuevos lanzamientos de cerveza enlatada. 

Escasez de la mostaza 

A medida que la escasez de aceite de girasol afecta a la industria alimentaria mundial, Unilever anunció que modificó algunas de sus recetas para poder sustituir el aceite de colza, una opción que podría ayudarlo a ahorrar dinero ante los elevados costos de insumos.

Ucrania normalmente representa alrededor de la mitad de las exportaciones mundiales de aceite de girasol, uno de los aceites comestibles más consumidos, sin embargo, la invasión de Rusia a su vecino ha estancado los envíos ucranianos.

Como tal, los fabricantes de alimentos se están moviendo para reemplazar el girasol con alternativas como el aceite de colza o de soja.

Unilever, que fabrica cubitos de caldo Knorr, helados Magnum y mostaza Hellmann’s, considera los aceites comestibles como el ‘sector de productos básicos más afectado’ en el que opera. 

El aceite de girasol figura como ingrediente en algunos de los productos de Unilever, incluidas las salsas Knorr y los helados Wall’s.

Prevé aumento de precios

Durante un informe de ganancias del pasado jueves, Unilever anunció un aumento de precios del 8% en el primer trimestre y advirtió que había más aumentos en camino debido a la inflación y la guerra. 

Francia está dando a las empresas hasta seis meses para actualizar las etiquetas de los productos para reflejar los cambios en las recetas si reemplazan el aceite de girasol. 

Al igual que la industria alimentaria, el sector cosmético global de 500,000 millones está lidiando con las consecuencias de la guerra porque los productores usan alcohol derivado de granos y remolachas orgánicas para hacer perfumes y aceites de semilla de girasol para hacer cosméticos, todos cultivos clave de Ucrania. 

También lee: ¿Qué tiene que ver la Inflación y una botella de catsup?

Con información de Reuters y Bloomberg