30 de abril 2021 | 10:30 am

El PIB de las principales países economías de la Eurozona vieron una contracción en el primer trimestre del año, aún bajo el impacto de las medidas adoptadas para frenar la pandemia de coronavirus.

La agencia europea de estadísticas Eurostat publicó este viernes que la zona euro cerró el primer trimestre con un retroceso de 0.6% frente al periodo inmediato anterior, luego de una contracción de 0.7% en los tres últimos meses del año pasado.

El resultado verificado en el primer trimestre de 2021, sin embargo, resulta alentador cuando se lo compara con el del segundo trimestre de 2020, periodo en el que el PIB se desplomó 11.6% bajo el peso de la pandemia.

Esta contracción de la economía contrasta con las previsiones ya anunciadas en Estados Unidos y China, con franca recuperación. Pekín, por ejemplo registró al fin del primer trimestre una impresionante recuperación interanual de 18.3%.

Mientras la economía de Estados Unidos repuntó 6.4% a tasa real ajustada anualizada entre enero y marzo.

En cambio, numerosas capitales europeas anunciaron en la jornada sus propias estimativas del desempeño económico de los primeros tres meses del año, con retrocesos importantes.

La mayor economía de la Unión Europea, Alemania, registró una sensible caída de 1.7% trimestral y en términos anuales un descenso de 3%.

“La crisis del coronavirus provocó un nuevo descenso a principios de año”, tras dos trimestres de subidas, apuntó el instituto nacional de estadística Destatis.

En igual tendencia, el PIB de España —la cuarta mayor economía de la Eurozona— se contrajo 0.5% en los primeros tres meses del año, aunque el gobierno reajustó al alza su expectativa del desempeño económico en el año 2021.

Respecto al mismo periodo del año anterior, España se contrajo 4.3%.

Al inicio de este año, la economía española se vio lastrada por nuevas restricciones impuestas para luchar contra el rebrote de contagios detectado después de las fiestas navideñas, que afectaron especialmente sectores como el turismo y la restauración.

En México, la economía avanzó 0.4% respecto al último trimestre de 2020 y en términos anuales descendió 2.9%.

Lugar al optimismo

Italia, en tanto, experimentó una contracción de 0.4% en el primer trimestre, según la medición del Instituto Nacional de Estadística (Istat).

En términos interanuales, la caída del PIB italiano alcanzó el 1.4%, mucho menos que en el cuarto trimestre de 2020 (-6.6%).

Como en el caso de España, Italia apuesta por un repunte del crecimiento del 4.5% en 2021 -incluyendo el efecto de las medidas de estímulo económico adoptadas por el ejecutivo de Mario Draghi- y del 4.8% en 2022.

Portugal reportó que entre enero y marzo, su economía se contrajo 3.3% respecto al periodo previo y en su comparación anual fue menor en 5.4%.

En tanto Lituania (+1.8%), Bélgica (+0.6% y Francia (+0.4%) experimentaron un crecimiento.

Andrew Cunningham, economista jefe para Europa en Capital Economics, indicó que el resultado del primer trimestre “significa que la región sufrió una segunda recesión técnica en poco más de un año, ya que el PIB se contrajo en cuatro de los último cinco trimestres”.

No obstante, apuntó que “las cosas deberán mejorar hacia el fin del segundo trimestre, ya que los programas de vacunación permitirán a los gobiernos levantar las restricciones, posiblemente por una última vez”.

Inflación viva

En tanto, Eurostat estimó que la tasa de inflación anual de la zona euro volvió a subir en abril para alcanzar el 1.6%, acercándose de esa forma a la meta del 2% del Banco Central Europeo (BCE).

Luego de cinco meses consecutivos en terreno negativo en 2020, a causa de la drástica caída de la demanda y el consumo, la inflación había alcanzado 0.9% en enero y febrero, y 1.3% en marzo.

Al mismo tiempo, la tasa de desempleo de la Eurozona cayó ligeramente en marzo en comparación con febrero, al 8.1%, pero aumentó un punto anual por efecto de la pandemia, de acuerdo con Eurostat.

El desempleo había sido del 8.2% en febrero y del 7.1% en marzo de 2020, señaló Eurostat en una nota.

Se denomina Eurozona al espacio compartido por los 19 países de la Unión Europea que adoptaron el euro como moneda, y cuya política monetaria es conducida por el Banco Central Europeo.

Andorra, Mónaco, San Marino y la Ciudad del Vaticano han adoptado el euro como moneda en virtud de acuerdos específicos con la Unión Europea, pero como no son miembros del bloque no forman parte de la zona euro.