5 de febrero 2020 | 11:14 am

El último conteo, final, coloca a Pete Buttigieg por encima de Bernie Sanders de las preferencias del caucus de Iowa celebrado el lunes pasado.

No obstante, dirigentes del Partido Demócrata llamó a una revisión de esos resultados parciales por parte del presidente del Partido Demócrata, Tom Perez, en beneficio del resto de los aspirantes.

Buttigieg tiene 26.2% de los delegados en juego en Iowa, contra 26.1% de Sanders -a pesar de que el senador socialista ha recibido más votos-, según resultados tras un escrutinio del 100%.

Elizabeth Warren ocupa el tercer lugar en Iowa, con cerca de 18.2%.

Por su parte, Joe Biden, que en los sondeos nacionales se mantiene a la cabeza en la carrera por la nominación, obtuvo una votación decepcionante y se ubica en cuarto lugar, con cerca de 15.8% de los delegados

¿Qué pasó con Buttigieg?

Según varios especialistas, lo que provocó el desastre fue un error de codificación en una aplicación para móviles que no se probó lo suficiente antes de su uso.

Debido a este problema técnico, el partido de Iowa decidió verificar manualmente los resultados, y lo viene haciendo lentamente desde el martes, pero han surgido errores e incoherencias en los resultados publicados en línea. Por ejemplo, variaciones imposibles entre la primera y la segunda ronda, o totales que no cuadran.

El moderado exalcalde de South Bend, Indiana, de 38 años, celebró su “asombrosa victoria” en un acto en New Hampshire, que realizará una votación primaria el 11 de febrero.

Nunca he tenido más confianza en nuestra campaña, en nuestro equipo y en la visión que nos trajo a este punto.

Buttigieg, abiertamente gay, hizo una referencia implícita a su orientación sexual al señalar que este resultado demuestra la importancia de creer en uno mismo y en sus convicciones.

No obstante, el martes se volvió viral en redes sociales un video de una votante de Buttigieg que, citando razones religiosas, pedía cambiar su voto en el caucus de Iowa tras enterarse de que el candidato tenía una pareja del mismo sexo. Las encuestas siguen mixtas sobre si los estadounidenses se sentirían cómodos con un presidente declarado homosexual.

Después del error en el sistema de Iowa

Con  71% de los precintos de Iowa reportados, Buttigieg iba primero con 26.8% del conteo para delegados estatales, la métrica más importante que determina la asignación de delegados que elegirán luego al candidato demócrata en la convención nacional del partido, programada para julio.

Sanders, el senador progresista que se postula como un “socialista democrático” y que había encabezado las encuestas en este estado del Medio Oeste de Estados Unidos, estaba muy cerca con 25.2%. Warren, otra progresista, obtenía 18.4%, en tanto Biden, el moderado más conocido en la carrera, cosechaba 15.4%, por encima de la senadora Amy Klobuchar, también centrista, con 12.6%.

Los resultados finales del caucus de Iowa pueden diferir, y no se sabe cuándo se anunciarán, debido a un “error de codificación” que transformó la tradicional primera instancia de la temporada electoral de Estados Unidos en un fiasco.

“Hemos estado trabajando día y noche para asegurarnos de que los resultados sean precisos”, dijo Troy Price, presidente del Partido Demócrata en Iowa, prometiendo 100% del conteo tan pronto como sea posible.

El primer conteo parcial se publicó unas 21 horas después de la apertura el lunes de los “caucus”, un peculiar sistema electoral en el que no hay voto secreto. Los asistentes a estas reuniones en iglesias, gimnasios y escuelas eligen públicamente un candidato, pero si éste no alcanza el umbral de viabilidad del 15%, pueden volver a alinearse con otro con la esperanza de que logre pasar a segunda ronda.

En la realineación, Buttigieg pareció ser particularmente exitoso, atrayendo el apoyo de muchos votantes que lo vieron como su opción favorita después de su candidato fallido, de acuerdo con la información suministrada por el Partido Demócrata de Iowa.

Con información de AFP