NYSE

24 de junio 2020 | 6:35 pm

Advertisement

El Pentágono recopiló una lista de compañías chinas vinculadas al ejército de ese país, incluidas dos que cotizan en la Bolsa de Nueva York (NYSE), como parte de un esfuerzo intensivo de Estados Unidos para impedir que China asegure la inversión estadounidense y las tecnologías sensibles, de acuerdo con el Financial Times.

Esta lista incluye una serie de entidades estatales involucradas en campos que van desde la energía nuclear hasta la aviación, a la que se suman China Telecommunications y China Mobile, dos compañías comerciales de telecomunicaciones en China que cotizan en Nueva York.

Aunque desde 1999 el Congreso de Estados Unidos requirió que el Pentágono produjera dicha lista, los funcionarios de seguridad nunca la realizaron.

No obstante, esta intención tomó fuerza a medida que los legisladores respondieron a la creciente tensión con China, al pedirle al Departamento de Defensa que nombre públicamente a las compañías que considera que ayudan al ejército del país asiático.

La defensa de 1999, que enlista las compañías chinas que operan ‘directa o indirectamente’ en Estados Unidos, le da al presidente de aquel país la autorización para imponer sanciones a cualquiera de ellas.

Mientras que el Congreso no está obligado a actuar en la lista basada en la ley de 1999, los halcones de China prevén aumentar la presión sobre los inversionistas estadounidenses para que se deshagan de las compañías que, según Washington, amenazan la seguridad nacional.

La compilación de la lista llega solo semanas después de que el presidente Donald Trump pidiera al principal fondo de pensiones del gobierno de Estados Unidos no invertir en ninguna compañía que cotice en la bolsa china.

Las 20 compañías en la lista del Pentágono incluyen a Hikvision, una compañía que suministra tecnología de vigilancia a los campos de detención en la provincia de Xinjiang, donde el gobierno chino ha internado a más de 1 millón de uigures musulmanes étnicos para reeducarlos.

El secretario de Estado de Estados Unidos, Mike Pompeo, dijo recientemente que el presidente chino Xi Jinping había dado ‘luz verde’ a una campaña de represión contra los musulmanes chinos, una violación de los derechos humanos en una escala no vista desde la Segunda Guerra Mundial.

Al respecto John Bolton, el exasesor de seguridad nacional de Estados Unidos, afirmó en un nuevo libro que Trump le había dicho a Xi que no se oponía a los internamientos.

La desconexión completa entre la comunidad de seguridad de Estados Unidos y los administradores de fondos y proveedores de índices de Wall Street probablemente resultará insostenible, especialmente para la gente de Wall Street

 dijo Roger Robinson, un ex funcionario del Consejo de Seguridad Nacional que aboga por un postura mucho más dura sobre China y sus empresas.

Al respecto un funcionario de Defensa afirmó que la lista sería “una herramienta útil” para que el gobierno estadounidense, las empresas, los inversionistas, las instituciones académicas y los socios de ideas afines realicen la debida diligencia con respecto a las asociaciones con estas entidades, particularmente a medida que crece la lista.

También lee: Cinco puntos clave del libro de John Bolton que tanto teme Donald Trump

El Pentágono actualizará la lista con entidades adicionales según corresponda, dijo el funcionario.

La acción del Pentágono se produce a medida que las relaciones entre EU y China continúan cayendo en espiral sobre una gama de problemas económicos, de seguridad y de salud global.

En los últimos meses, Trump criticó a China por el COVID-19 y culpó al también al gobierno chino por su propagación global.

El mes pasado también, el primer mandatario estadounidense amenazó con ‘cortar toda la relación’ con China, aunque no explicó qué implicaciones tendría.