30 de marzo 2020 | 3:00 pm

Nota del editor: Esta nota se publicó originalmente el 18 de marzo

Para suavizar el impacto económico provocado por el brote de coronavirus, algunos países han tomado medidas para tratar de dinamizar la actividad comercial dentro de sus territorios o elevar los recursos destinados a los servicios de salud. 

Hasta el 17 de marzo, se tenían confirmados a nivel global 413,467 casos y 18,433 fallecimientos por esta enfermedad, según datos de la OMS.

Ante esto, estas son las medidas que han tomado los países contra el coronavirus.

Ecuador:

El Banco Central del Ecuador utilizó parte de sus reservas en oro para obtener liquidez por 300 millones de dólares, a una tasa anual de 2,6%, por un mes y en previsión ante la “baja de activos líquidos externos en la Reservas Internacionales del país”.

Brasil:

El Gobierno de Brasil acelerará los pagos en efectivo de 600 reales (117 dólares) a los ciudadanos más pobres durante el brote de coronavirus una vez que el Senado apruebe un proyecto de ley tuvo luz verde en la Cámara baja, informó el Jair Bolsonaro este lunes.

Perú:

Perú alista un paquete equivalente a 26,400 millones de dólares o 12% del PIB nacional para mitigar los efectos del coronavirus en la economía local, un monto sin precedentes en el país minero, dijo el domingo la ministra de Economía, este lunes.

El paquete tiene tres fases de 30,000 millones de soles cada uno: para la contención de la enfermedad, para asegurar la cadena de pagos de las empresas otorgando garantías de créditos y para reactivar el aparato productivo

 

México:

El presidente Andrés Manuel López Obrador informó que otorgarán 25,000 millones de pesos a pequeños comercios que se vean afectados por la crisis del COVID-19, distribuidos en un millón de créditos de 25,000 pesos cada uno. 

La semana pasada, el gobierno informó que destinará 3,500 millones de pesos la compra de insumos de salud para hacer frente al coronavirus.

Del monto total, la partida de “insumos medicamentos” asciende a 784 millones 402,851 pesos, seguida de la compra de equipo de “ventilación de soporte de vida” para el cual se erogarán 335 millones 67,736 pesos.

Estados Unidos: 

El Senado de EU aprobó el miércoles a última hora un paquete de dos billones de dólares para dar oxígeno a la primera economía, asfixiada por la pandemia del COVID-19.

Este paquete de ayudas contempla la entrega de dinero a los ciudadanos, de hasta 1,200 dólares por adulto y 500 por niño, en aquellos hogares en que los ingresos anuales sean inferiores a 150,000 dólares.

El texto incluye un paquete de alrededor de 500,000 millones de dólares en préstamos para pequeñas empresas, así como para las autoridades estatales y locales afectadas, y casi 30,000 millones en ayudas para el sector aéreo.

También, la Reserva Federal de Estados Unidos (Fed) recortó su tasa de interés para llevarla a un nuevo mínimo de 0-0.25%, y con esto tratar de paliar los efectos adversos del coronavirus en la economía.

El 5 de marzo, el Congreso de EU aprobó un plan de emergencia de 8,300 millones de dólares, el cual apunta a mejorar la “preparación y respuesta del gobierno” a la epidemia, destinando fondos para la investigación y el desarrollo de vacunas, tratamientos médicos y diagnóstico, así como ayuda para el desarrollo de asistencia médica a distancia. 

India:

India anunció un paquete de estímulo económico por 22,500 millones de dólares (1.7 billones de rupias) con el objetivo de ayudar a millones de hogares de bajos ingresos a enfrentar el confinamiento de tres semanas.

El paquete se desembolsará mediante medidas de seguridad alimentaria para los hogares pobres y mediante transferencias directas de efectivo, dijo el ministro de Finanzas de la India, Nirmala Sitharaman.

Unión Europea:

Los países de la UE dieron su visto bueno a la propuesta de la Comisión Europea de suspender las reglas de disciplina presupuestaria para permitir a los gobiernos aumentar su gasto público para enfrentar al COVID-19.

Los 27 estimaron que “se cumplen las condiciones” para activar la “cláusula general de escape” del Pacto de Estabilidad y Crecimiento (PEC), según el ministro croata Zdravco Maric, cuyo país asume la presidencia por témpore de la UE.

Alemania:

El gobierno planteó una serie de medidas enfocadas a empresas y trabajadores y por los cuales Alemania contraerá deuda por 156,000 millones de euros, según el texto de ley decidido por el consejo de ministros y que debe ser avalado por el parlamento esta semana.

La semana pasada reveló que quiere proteger a las empresas en riesgo de quiebra por las consecuencias del coronavirus.

De esta manera podría quedar suspendida la obligación legal de una empresa de declararse en bancarrota después de tres semanas con falta de liquidez .

Hace unos días el gobierno anunció préstamos “ilimitados” por un valor de al menos 611,000 millones de dólares (550,000 millones de euros) para ayudar a las empresas del país que se enfrenten a problemas de tesorería.

Japón:

El compromiso del gobierno de lanzar un “enorme” paquete de estímulos implicará un gasto de al menos 137,000 millones de dólares financiados en parte por bonos para cubrir déficits, indicaron fuentes a Reuters.

Aunque el monto de emisión de deuda probablemente será modesto, pondrá un foco considerable en la compleja posición fiscal de Japón.

El Banco de Japón también está listo para expandir sus estímulos por segundo mes consecutivo en abril si la pandemia produce pérdidas de empleos y de gastos de capital suficientemente graves, según fuentes.

El 16 de marzo, el Banco de Japón (BoJ) decidió en una reunión de emergencia reforzar significativamente su política de compra de activos, para intentar contener el impacto del coronavirus en la economía y la estabilidad financiera del país.

El BoJ no ha cambiado su tasa de los depósitos bancarios que encaja, ya negativo (-0.1%). Pero ha aumentado los objetivos anuales para algunas de sus compras de activos, destinadas a estabilizar los mercados financieros.

Su objetivo anual de compra de fondos negociados en la Bolsa (ETF) se duplicó a 12 billones de yenes (101,000 millones de euros), contra 6 billones de yenes anteriormente, según un comunicado.

La semana pasada, el país asiático puso a disposición 4,100 millones de dólares en gasto para lidiar con el impacto del coronavirus, centrándose en el apoyo a las pequeñas y medianas empresas.

Para ayudar a financiar el paquete, el gobierno recurrirá al resto de su reserva para el presupuesto del año fiscal, de unos 270,000 millones de yenes, dijo el primer ministro japonés, Shinzo Abe.

Con estas medidas, Japón busca asegurar que las firmas afectadas no sufran una sequía financiera antes del fin del actual año fiscal en marzo, según Reuters.

China:

El país asiático apunta a elevar la inversión en infraestructura, con una ayuda de hasta 2.8 billones de yuanes (394,000 millones de dólares) en bonos especiales del gobierno local, dijeron fuentes a Reuters.

La semana pasada, el banco central informó que va a recortar la cantidad de efectivo que algunos bancos deben mantener como reservas por segunda vez este año, liberando 79,000 millones de dólares (550,000 millones de yuanes) en liquidez para apoyar la economía que se ha visto azotada por el brote de coronavirus.

El recorte del requisito de reserva es un paso más de Pekín para amortiguar el golpe económico del brote de coronavirus ante la preocupación por la pérdida de puestos de trabajo y se espera que haya nuevas iniciativas en este sentido.

“El recorte de las reservas ayudará a complementar la liquidez al final del trimestre, aumentar el margen para impulsar el crédito y promover la rápida recuperación de la economía”, dijo el economista de Bank of Communications, Tang Jianwei.

Francia:

Con el objetivo de limitar la quiebra de empresas debido a la pandemia, el gobierno francés anunció el martes que inyectará en lo inmediato cerca de 50,000 millones de dólares (45,000 millones de euros)

La mayoría de este monto -32,000 millones de euros- se utilizará para aplazar o cancelar las contribuciones a la seguridad social y los impuestos.

España:

El presidente del gobierno español, Pedro Sánchez, anunció el martes un paquete de asistencia financiera “sin precedentes” por un total de 219,000 millones de dólares (200,000 millones de euros) para proteger el empleo y reducir el impacto de la epidemia de COVID-19 en la economía.

Sánchez dijo en una conferencia de prensa que la crisis ha echado el freno a la economía española y que el gobierno tendrá que elaborar un nuevo “presupuesto de reconstrucción”.

La semana pasada el gobierno inyectó 14,000 millones de euros con el objetivo de proteger la actividad médica, atención social y ayudas directas a las familias, protección del empleo de Pymes y proteger a sectores productivos más afectados por la crisis como el transporte y el turismo, reportó el diario El País.

Además, el país ibérico transfirió 3,800 millones de euros para reforzar el sistema de salud.

Italia: 

El primer ministro Giuseppe Conte destinó 28,300 millones de dólares para aliviar el impacto económico de las restricciones a los viajes y a la actividad económica, después de que ordenó el cierre de todos los negocios, con excepción de tiendas de alimentos, farmacias y bancos. 

La semana pasada, el gabinete italiano dijo que necesitaría solo 7,500 millones de euros para combatir el virus, pero desde entonces la emergencia se ha agravado y el país, que ya está cerca de la recesión, está en cuarentena generalizada. 

Hasta este jueves, Italia es el segundo país con el mayor número de casos de coronavirus, luego de China con un total de 12,462 y que había provocado la muerte de 827, de acuerdo con los datos de la OMS.

Reino Unido:

El miércoles, el Reino Unido informó que dispone de 39,000 millones de dólares para suavizar el impacto económico del coronavirus, al tiempo que el Banco de Inglaterra redujo su tasa de interés en 50 puntos base a 0.25%.

Rishi Sunak, ministro de Finanzas, dijo que la economía enfrentaba un “impacto significativo” por la propagación del virus, incluso si es temporal.

Hasta una quinta parte de la población en edad de trabajar podría estar fuera del trabajo en cualquier momento y las cadenas de suministro de las empresas están siendo interrumpidas en todo el mundo,

dijo Sunak en un discurso en el Parlamento.  

Canadá:

El banco central de Canadá anunció este viernes un recorte de medio punto de su tasa de interés de referencia, el tercero desde inicios de marzo, a 0,25%, para dar oxígeno a la economía ante la pandemia de coronavirus.

El Parlamento de Canadá aprobó un paquete de emergencia de unos 75,000 millones de dólares estadounidenses para ayudar a las personas y las empresas a sobrellevar la pandemia de coronavirus.

Tras la Cámara de los Comunes, el Senado adoptó este miércoles el proyecto de ley.

Anteriormente, el primer ministro canadiense, Justin Trudeau, reveló la creación de un fondo de 728 millones de dólares (1,000 millones de dólares canadienses) para fortalecer su sistema de salud ante la epidemia del coronavirus.

Este fondo “aportará financiamiento a las provincias y territorios para ayudar a prepararse ante cualquier eventualidad y para atenuar los riesgos” en la población, dijo Trudeau en conferencia de prensa. 

Irán: 

Irán pidió alrededor de 5,000 millones de dólares al Fondo Monetario Internacional (FMI), una medida excepcional para atajar la epidemia de COVID-19.

“Nuestro banco central pidió acceso inmediato” al Instrumento de Financiación Rápida (IFR) del FMI, declaró el ministro de Relaciones Exteriores iraní, Mohammad Javad Zarif, en Twitter.

Teherán no ha recibido ayuda del FMI desde el crédito del que obtuvo entre 1960 y 1962, antes de que se fundara la República Islámica, en 1979.

Con información de Reuters y AFP