6 de enero 2021 | 1:04 pm

Nota del editor: Este reporte se actualiza con datos en tiempo real.

La Cámara baja y el Senado de Estados Unidos están en receso de emergencia luego de que un grupo de manifestantes republicanos pro-Trump irrumpieron en el Capitolio, lo que provocó que el Congreso suspendiera de emergencia la sesión destinada a certificar la victoria electoral de Joe Biden.

Los manifestantes ingresaron a ambas cámaras, así como a la rotonda del Capitolio, donde se utilizó gas lacrimógeno.

Los oficiales de policía del Capitolio sacaron sus armas para defender a los legisladores, según el congresista demócrata Dan Kildee, quien denunció un “ataque a Estados Unidos”.

Previamente, Trump pidió a sus seguidores que se manifestaran en contra de la certificación de la victoria de Joe Biden en las elecciones del 3 de noviembre. Tras lo ocurrido, el mandatario ahora les ha pedido a través de Twitter que eviten la violencia.

“Ellos están verdaderamente del lado de nuestro país”, dijo Trump pidiendo apoyo para la policía del Capitolio y los miembros de las fuerzas del orden. “¡Manténganse pacíficos!”, añadió.

La alcaldesa Muriel Bowser decretó un toque de queda en Washington luego de que las protestas subieran de intensidad con la toma del Congreso y de oficinas de algunos legisladores, como la de la líder demócrata Nancy Pelosi.

Fotografía: Bloomberg

La policía del Capitolio dijo a los legisladores en la Cámara que sacaran máscaras antigases de debajo de sus asientos y se prepararan para ponérselas. Los agentes en la puerta principal de la Cámara baja desenfundaron sus armas cuando alguien intentó ingresar. La cadena CNN reporta que una mujer recibió un tiro en el cuello, quedando en estado crítico. Después, cerca de las 18:00 horas se confirmó que falleció en el hospital.

Partidarios del presidente estadounidense Donald Trump suben a las paredes del Congreso de Estados Unidos durante una protesta contra la certificación de los resultados de las elecciones presidenciales de 2020, en Washington. 6 de enero de 2021. REUTERS/Stephanie Keith

Fuera del Capitolio, miembros de milicias y grupos de extrema derecha, algunos con chalecos antibalas, se mezclan con la multitud. Manifestantes corean consignas a favor de Trump mientras derriban barricadas.

La Guardia Nacional fue desplegada desde las 15:00 horas (tiempo local) para contener a los manifestantes, hasta que el Departamento de Defensa declaró que el inmueble era seguro.

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos y uno de los líderes republicanos, declaró este miércoles que no tiene la facultad unilateral de decidir la elección presidencial y negar la victoria electoral de Joe Biden.

“La Constitución me impide reclamar una autoridad unilateral para determinar qué votos electorales deben contarse y cuáles no”, dijo Pence en un comunicado que presentó al inicio de la sesión conjunta del Congreso para certificar los resultados de las presidenciales.

Horas antes, Trump instó al vicepresidente Mike Pence a no certificar la victoria electoral de Joe Biden en una sesión del Congreso.

“Si Mike Pence hace lo correcto, ganamos las elecciones”, dijo Trump a sus partidarios reunidos afuera de la Casa Blanca. “Tiene el derecho absoluto de hacerlo. Mike Pence tendrá que ayudarnos, y si no lo hace, será un día triste para nuestro país”, añadió.

Sin embargo, luego del rechazo público de Pence, Donald Trump acusó, a través de Twitter, que su vicepresidente “no tuvo el valor de hacer lo correcto”.

La sesión para certificar el triunfo de Biden duró poco menos de 15 minutos, pues los republicanos presentaron rápidamente una objeción, deteniendo el recuento de los votos electorales.

Poco después del comienzo de la sesión, el legislador Paul Gosar se levantó para “objetar el recuento de los votos electorales de Arizona”, en una acción que levantó tanto aplausos como abucheos y que abrió un debate de máximo dos horas en cada Cámara, aunque todo apuntaría a que la queja será rechazada antes de que continúe el proceso de certificación.

El debate se vio frenado por la irrupción en el Capitolio.

Los esfuerzos republicanos no tienen apenas opciones de prosperar, ya que los seguidores de Trump carecen de apoyos suficientes en la Cámara y en el Senado para frustrar la certificación de la victoria de Biden en las elecciones del pasado 3 de noviembre.

Información en desarrollo…