Donald Trump, Mike Pence

12 de enero 2021 | 8:16 pm

Mike Pence, vicepresidente de Estados Unidos, descartó convocar la vigésimo quinta enmienda para destituir a Donald Trump ocho días antes de que termine su mandato.

En una carta a Nancy Pelosi, líder demócrata en el Congreso de Estados Unidos, explicó que tomó esa decisión por ir en contra de los intereses de la nación.

Fotografía: Especial

Además, solicitó a los demócratas que ayuden a “rebajar las tensiones” luego de que la semana pasada (el 6 de enero) un grupo de seguidores proTrump irrumpieron en el Capitolio cuando legisladores buscaban certificar la victoria de Joe Biden en los comicios del 3 de noviembre pasado.

Más temprano, Donald Trump aseguró no temer por la posibilidad de que el gabinete lo removiera de su cargo, aún cuando la Cámara de Representantes de Estados Unidos, liderada por los demócratas, presionó al vicepresidente Mike Pence a invocar la disposición constitucional.

“La vigésimo quinta enmienda no tiene ningún riesgo para mí”, aseguró Trump, mientras hablaba frente a una sección del muro de la frontera con México, un símbolo de la estricta política de inmigración que ha seguido durante sus tumultuosos cuatro años en el cargo.

Desde que los activistas que querían mantener a Trump en el cargo sitiaron violentamente el Capitolio el 6 de enero, los legisladores demócratas se apresuraron a encontrar formas de destituirlo antes de la toma de posesión de Joe Biden el 20 de enero, diciendo que ha puesto la seguridad gobierno en riesgo.

Además de impulsar una resolución para que se use la vigésimo quinta enmienda, los legisladores de la Cámara trabajan en un cargo para un juicio político.

Trump dijo que usar la vigésimo quinta enmienda de esta nueva manera “volverá a atormentar a Joe Biden y a su gobierno. Como dice el refrán, hay que tener cuidado con lo que se desea”.

“El engaño de la acusación es una continuación de la caza de brujas más grande y cruel en la historia de nuestro país y está causando una tremenda ira, división y dolor, mucho más grande de lo que la mayoría de la gente entenderá, lo cual es muy peligroso para Estados Unidos, especialmente en este momento”, agregó.