14 de junio 2022 | 10:46 am

Advertisement

El temor de los inversionistas a una estanflación es el más alto desde la crisis financiera de 2008, mientras que el optimismo sobre el crecimiento mundial se ha hundido hasta un mínimo histórico, según los resultados de la más reciente encuesta mensual de gestores de fondos de Bank of America Corp (BofA por sus siglas en inglés).

Las expectativas de beneficios a nivel mundial también cayeron a niveles no vistos desde 2008. 

De acuerdo con el ejercicio hecho por BofA, los encuestados respondieron que los anteriores mínimos se produjeron durante otras grandes crisis de Wall Street, como la quiebra de Lehman Brothers y el estallido de la burbuja de las puntocom.

El sentimiento de Wall Street es nefasto, pero no hay una gran bajada en las acciones antes de una gran subida en los rendimientos y la inflación, y esta última requiere subidas de tasas masivas por parte de la Fed en junio y julio,

escribió Michael Hartnett quien estuvo al frente del estudio.

La encuesta de BofA incluyó a 266 participantes quienes cuentan con 747,000 millones de dólares bajo gestión y se realizó antes del 10 de junio, previo a que se publicaran los datos de inflación de mayo en Estados Unidos.

Además, los resultados ofrecen una visión del ánimo de los gestores de fondos justo antes de que el S&P 500 se hundiera en un mercado bajista el lunes.

Sigue leyendo: México está casi por debajo de la inflación de EU y de Europa: AMLO

Economía será débil a corto plazo: encuesta

Como parte de los resultados, el 73% de los encuestados indicó que espera una economía más débil en los próximos 12 meses, el porcentaje más bajo desde que se inició la encuesta en 1994.

En términos de posicionamiento, los inversores están long respecto al efectivo, el dólar estadounidense, las materias primas, la atención sanitaria y las acciones de valor, entre otros, mientras que el posicionamiento short domina los bonos, las acciones europeas y de los mercados emergentes, las acciones de las tecnológicas y las acciones de consumo.

Los accionistas e inversionistas consideran que el mayor riesgo para los mercados son los bancos centrales agresivos, seguidos de la recesión mundial. 

Cabe destacar que las posiciones long en petróleo y materias primas fueron las más comunes.

Con información de Bloomberg

Te puede interesar: EU enfrenta “niveles inaceptables de inflación”, afirma Yellen