15 de junio 2021 | 11:36 am

México descendió tres lugares en el Índice para Combatir la Corrupción (ICC) 2021 y se ubicó en el lugar 11 de 15 países evaluados por la organización internacional Americas Society/Council of the Americas (AS/COA).

En este estudio la organización evalúa la capacidad de los países para prevenir, investigar y castigar los actos de corrupción en países de Centro y Sudamérica.

Según la tercera edición del reporte, México se encuentra en una clara trayectoria descendente en el ICC y obtuvo un puntaje de 4.25 unidades, en una escala de 1 a 10.

La caída responde a que el país descendió en dos de las tres categorías: capacidad legal, al pasar de 4.15 puntos a 3.82, y democracia e instituciones públicas, que bajó de 4.55 a 4.08 unidades. 

Mientras que en sociedad civil y medios de comunicación avanzó de 6.24 a 6.35. Las categorías también se evalúan en una escala de 1 a 10. 

Aunque el presidente Andrés Manuel López Obrador ha presumido que en su gobierno ya no existe la corrupción, AS/COA subraya que hay asuntos sin resolverse. 

Siguen sin resolverse destacados casos de corrupción, como el del exdirector general de Pemex, Emilio Lozoya, al tiempo que han surgido acusaciones de corrupción que implican a políticos, incluidos miembros del partido Morena, al que pertenece AMLO,

señala el reporte

Además, AS/COA indica que el Sistema Nacional Anticorrupción no se ha puesto en marcha, e incluso ha sufrido importantes recortes presupuestarios como parte de las medidas de austeridad.

“Ha habido falta de transparencia tanto en la contratación pública durante la pandemia como en los fideicomisos, varios de los cuales han sido desmantelados y centralizados bajo el poder ejecutivo”, agrega el reporte.

En materia de sociedad civil y medios de comunicación, México ocupa el quinto lugar de la región a pesar de los señalamientos de AMLO a las ONG.

Puntos en el radar

AS/COA agrega que hacia los siguientes meses “será crucial vigilar si se mantiene la integridad de las instituciones independientes”, esto tras las críticas al Instituto Nacional de Transparencia, Acceso a la Información y Protección de Datos Personales (INAI) y al Instituto Nacional Electoral (INE) y podrían buscar reformas que afecten su autonomía.

En el pasado, el presidente ha propuesto que la Secretaría de la Función Pública (SFP) absorba al INAI y este martes el mandatario confirmó que tiene planeado enviar tres reformas constitucionales, una de las cuales se dirige hacia el INE. 

También se deberá ver la evolución de la iniciativa del Senado para extender el mandato del presidente de la Suprema Corte de Justicia, Arturo Zaldívar, quien ayer envió la consulta para que los demás ministros decidan si es o no constitucional que permanezca en el cargo hasta 2024.