Banderas, flags, países

29 de mayo 2019 | 11:37 am

México subió un peldaño en el Ranking de Competitividad Mundial 2019 de IMD al pasar del sitio 51 en 2018 al 50 este año, mientras que Singapur superó a Estados Unidos y Hong Kong para ocupar el primer lugar entre las economías más competitivas del mundo por primera vez en nueve años.

Los retos que IMD identificó para México son, entre otros, el mejoramiento del entorno de negocios con menos incertidumbre y una mejor seguridad y justicia y promover el crecimiento del Producto Interno Bruto de 3 a 4% al impulsar el crecimiento de mercado interno desde la innovación.

El reporte recomendó a México mejorar la relación con Estados Unidos y otras economías relevantes en el mundo, así como promover reformas estructurales en educación y energía y mayores inversiones en infraestructura pública y vivienda.

Entre los factores de más atractivo en la economía del país destacan la competitividad de costos, mano de obra calificada, dinamismo de la economía, relaciones laborales efectivas y la “actitud abierta y positiva”.

En el ranking, los países latinoamericanos tuvieron un pobre desempeño.“El país mejor clasificado de esta región es Chile, sufrió la mayor caída de este año con siete puntos abajo, al puesto 42, mientras que Brasil y Argentina también se ubicaron entre los cinco primeros y México en el 50 sitio”, detalló el reporte.

Venezuela se consolidó en el último lugar de la clasificación por un año más, ya que la crisis política y económica continúa cobrando su precio.

De acuerdo con la Escuela de Negocios IMD, la infraestructura tecnológica avanzada de Singapur, la disponibilidad de trabajadores calificados, las leyes de inmigración favorables y la eficiencia para iniciar negocios respaldaron su ascenso al puesto número uno.

En cuanto a Estados Unidos, las razones mencionadas para caer dos lugares fueron que el aumento en la confianza a los recortes de impuestos se desvaneció y las exportaciones de alta tecnología se debilitaron.

“En un año de alta incertidumbre en los mercados globales debido a los rápidos cambios en el panorama político internacional así como a las relaciones comerciales, la calidad de las instituciones parece ser el elemento unificador para aumentar la prosperidad”, dijo el director del Centro Mundial de Competitividad del IMD,  Arturo Bris.

En el panorama europeo, Reino Unido cayó al número 23 con respecto al número 20 del año pasado, lo que el IMD atribuyó a las incertidumbres del Brexit.