9 de febrero 2022 | 1:31 pm

Estados Unidos informó sobre la recuperación de más de 94,000 bitcoins robados en 2016 a la plataforma de intercambio virtual Bitfinex y que están avaluados hoy en 3,600 millones de dólares.

Una pareja, sospechosa de buscar blanquear las criptomonedas robadas mediante un “laberinto de transacciones” fue detenida el martes en la mañana en Manhattan. 

Ilya Lichtenstein, de 34 años, y su mujer Heather Morgan, de 31 años, que enfrentan hasta 20 años de prisión, serán presentados ante un juez federal más tarde, según el departamento de Justicia

Estas detenciones y esta incautación judicial, la más importante jamás realizada por el departamento (de Justicia) muestra que las criptomonedas no son un refugio para los criminales

, comentó la ministra adjunta de Justicia, Lisa Monaco, citada en un comunicado.

En agosto de 2016 un pirata informático incursionó en los sistemas de la plataforma Bitfinex, con sede en Hong Kong, e inició más de 2,000 transacciones no autorizadas, robando casi 120,000 bitcoines a sus clientes, entonces avaluados en 71 millones de dólares

Los ‘Bonnie y Clyde’ de las criptomonedas 

Según los fiscales, la moneda virtual terminó en un portafolio digital en poder de Ilya Lichtenstein, quién se presenta en redes sociales como “emprendedor tecnológico, codificador e inversionista”.

De acuerdo con los federales, son el ‘Bonnie y Clyde’ para la era de las criptomonedas: personalidades hechas para TikTok que quedaron arruinados.

Ella se llamaba a sí misma como ‘La cocodrilo de Wall Street’ y ‘Razzlekhan’, una artista surrealista y rapera con manos tatuadas. Él asumió una personalidad más dócil: la de un “emprendedor tecnológico” y “mago ocasional”.

Te puede interesar: Bitcoin puede alcanzar nuevo récord en abril, tras mal inicio del 2022

Oro y NFT

En el curso de los cinco años posteriores al robo, 25,000 de esos bitcoins salieron del portafolio a través de un “laberinto de transacciones en criptomonedas” y fueron desviados a cuentas en línea abiertas por la pareja con el uso de identidades falsas. 

Ellos mezclaron “viejas técnicas y transacciones muy complejas”, comentó uno de los fiscales con la prensa. 

Los fondos robados sirvieron especialmente para comprar oro y NFT (“non fungible tokens”, en inglés), es decir, certificados de autenticidad asociados a objetos virtuales, y también para pagar gastos corrientes, según las autoridades.

El resto de los bitcoins, avaluados hoy en 3,600 millones de dólares, teniendo en cuenta el alza de los precios del bitcoin, fueron recuperados por los investigadores la semana pasada.

Con una órden judicial los investigadores revisaron las cuentas en línea de la pareja y recuperaron la clave de seguridad que daba acceso al portafolio.

La plataforma Bitfinex había anunciado una recompensa de varios millones de dólares por información para encontrar los bitcoins robados, pero el departamento de Justicia rehusó decir si la empresa había tenido participación en las detenciones. 

Zona sin ley

Las autoridades contactaron a la víctima del robo con el fin de iniciar el proceso de recuperación de los fondos. La investigación continúa, pero las autoridades no se han pronunciado sobre el autor inicial del ataque informático. 

El bitcoin, una moneda virtual, se comercia desde 2008 y ha tenido importantes variaciones de precio. Atrae a grandes nombres de las finanzas y permite, según las autoridades, a la redes criminales hacer más opacas sus operaciones financieras. 

Este caso muestra que las fuerzas del orden son capaces de seguir el hilo de plata a través del blockchain y no dejaremos a las criptomonedas (…) convertirse en una zona sin ley

comentó Kenneth Polite, un alto funcionario del departamento de Justicia.

Leer más: Por bitcoins y acciones contra cambio climático, Miami es la ciudad más importante de EU

Con información de AFP