iflacion_gasolina

13 de julio 2022 | 7:58 am

Advertisement

La inflación anual de Estados Unidos continuó acelerando durante junio pasado, colocándose en 9.1%, el mayor nivel en más de 40 años.

El alza 59.9% del precio de las gasolinas, el incremento más alto desde marzo de 1980, fue uno de los principales factores que ocasionaron este nivel inflacionario.

De acuerdo con el Departamento del Trabajo de la Unión Americana, el Índice de Precios al Consumidor del país vecino del norte aumentó 9.1% anual en el sexto mes del 2022, el mayor ascenso desde noviembre de 1981, cuando se colocó en 9.6%.


El crecimiento de los precios a los hogares estadounidense fue generalizado, aunque los índices de gasolina, vivienda y alimentos fueron los más grandes contribuyentes.

También lee: PIB y empleo ‘entibian’ temores de recesión en EU

¿Qué pasará con la FED?

Si bien los funcionarios de la Fed ya han señalado un aumento de la tasa de interés de 75 puntos base en su próxima reunión, las cifras más bajas de inflación en los próximos meses podrían conducir a una acción política menos agresiva a finales de este año, de acuerdo con Bloomberg.

 Si tengo razón acerca de que junio es el comienzo de una serie de datos del IPC subyacente más bajo, que es lo que la Fed quiere ver, entonces creo que los comentarios de los funcionarios cambiarán rápidamente a un aumento de 50 puntos básicos para septiembre y hubo más llamados a reducir a 25 puntos básicos a finales de año

 dijo Omair Sharif, fundador de Inflation Insights LLC. 

No dejes de leer: Fed se enfrenta a una alta inflación, pero ¿cómo funciona y quiénes forman parte?

Aunque se prevé una desaceleración de las medidas de inflación de bienes, los componentes de servicios como la vivienda pueden mantener elevado el crecimiento de los precios al consumidor durante algunos meses.

Si las medidas de inflación no disminuyen como se espera en los próximos meses, eso podría llevar a la Fed a realizar un “ajuste aún más doloroso en la postura de la política monetaria”, dijeron los economistas de Deutsche Bank AG en una nota.

Esto aumentaría los riesgos de recesión, porque las subidas de tipos de interés mayores y más rápidas tienen un mayor impacto en la demanda.

Gasolina impacta en los hogares

Por componentes, el índice de precios de la energía subió 41.6% anual, tasa impulsada principalmente por la gasolina, cuyo aumento de 59.9%, el mayor ritmo desde marzo de 1980.

En tanto, el índice de la electricidad incrementó 13.7%, siendo el avance más pronunciado desde abril del 2006.

Por su parte, el índice de precios del gas natural registró un alza de 38.4%, la mayor variación anual desde octubre del 2005.

Alimentos, en máximos desde 1981  

Mientras el índice de precios de alimentos alcanzó durante junio una variación anual de 10.4%, un máximo desde febrero de 1981.

En su interior, el índice de alimentos en el hogar creció 12.2%, cifra no vista desde abril de 1979, destacando que los seis principales grupos de alimentos aumentaron, con cinco subiendo más de 10%.

En este índice sobresalen los crecimientos de los precios de 8.1% en frutas y verduras, 13.8% en cereales, 14.4% en mantequilla y de 26.3% en margarina.

Para el índice de alimentos fuera de casa, el incremento fue de 7.7%, el mayor desde noviembre de 1981.

Vivienda, por los cielos

La inflación subyacente, que excluye alimentos y energía, fue de 5.9%. Sus principales índices mostraron avances, particularmente vivienda, cuyos precios ascendieron 5.6% anual en junio, el mayor registro desde febrero de 1991.

Dentro del índice subyacente, destacaron los incrementos de 7.1% en autos usados, 9.5% en muebles, 11.4% en vehículos nuevos y 34.1% en tarifas aéreas.

Ante las presiones inflacionarias, los bancos centrales están endureciendo su política monetaria a través de alzas en las tasas de interés, mecanismo que tiene el riesgo de afectar al crecimiento económico.

Implicaciones

Monex observó una fuerte reacción de los mercados debido a que, tanto la inflación general como la subyacente se ubicaron por encima de los pronósticos, “lo que refuerza la expectativa de que la Fed incremente en por lo menos 75 puntos base la tasa de los fondos federales en su reunión entre el 26 y 27 de julio”.

Mientras Ve por Más reportó que los futuros de los mercados financieros estadounidenses operan en terreno negativo tras el dato inflación de 9.1%. “Los inversionistas consideran que este dato podría estar llegando a su punto máximo”.

Por: Rodrigo A.Rosales