Hong Kong advierte a EU

4 de septiembre 2019 | 8:33 am

Hong Kong retirará el proyecto sobre extradiciones a China, lo que había originado protestas por varias semanas, anunció este miércoles la jefa del ejecutivo de Hong Kong, Carrie Lam.

El gobierno retirará oficialmente el proyecto de ley para apaciguar por completo las preocupaciones de la población,

declaró Lam en un video.

El proyecto pretendía autorizar las extradiciones hacia China continental, lo que provocó el inicio de una crisis política desde hace tres meses.

A mediados de junio, tras las primeras manifestaciones masivas, Lam había anunciado la suspensión del proyecto, sin embargo, los manifestantes continuaron exigiendo el retiro del proyecto de manera definitiva.

Con el transcurso de las semanas, los manifestantes ampliaron sus exigencias para para denunciar un retroceso de las libertades y la injerencia creciente de China en la región semiautónoma.

La posibilidad de que Lam y Pekín estuvieran dispuestos a hacer concesiones, después de haber permanecido inflexibles, fue anunciada el miércoles a mediodía por varios medios de Hong Kong y confirmada después por un legislador que se había reunido con la jefa del Ejecutivo.

Tras el anuncio, y el posible cese de la crisis, la Bolsa local cerró con un alza de casi 4%, cuando había perdido más de 10% desde el inicio de las protestas.

Las acciones de la compañía aérea de Hong Kong, Cathay Pacific, a la que Pekín dio una advertencia debido al apoyo de ciertos empleados al movimiento, ganó 7.21%.

Retiro de proyecto no calmará manifestaciones

Sin embargo, la medida no garantiza que sea suficiente para calmar las manifestaciones, pues el movimiento exige más cambios.

Entre las peticiones de los manifestantes, se exige la la introducción del sufragio universal o la apertura de una investigación independiente sobre el uso de la fuerza por la policía local.

También pedimos al mundo que esté atento a esta táctica y que no se deje engañar por Hong Kong y el gobierno chino. En realidad no concedieron nada, y se prepara una represión a gran escala,

declaró uno de los participantes del movimiento y quien fue detenido brevemente la semana pasada, Joshua Wong.

El portavoz de la oficina de negocios de Hong Kong y Macao, Yang Guang, aseguró que los habitantes de la ciudad “incluidos los jóvenes estudiantes”, tenían el derecho a manifestarse “pacíficamente”.

Durante estos tres últimos meses, Carrie Lam adoptó a menudo un tono provocador, dando la impresión de no querer o no estar dispuesta a hacer concesiones.

El martes, durante una rueda de prensa, afirmó que no tenía la intención de dimitir, después de que se filtrara una grabación de audio en la que señaló que quería dejar su puesto y que solo contaba con un margen de maniobra “muy limitado” para solucionar la crisis.