SRE restricciones

17 de junio 2021 | 9:08 am

El gobernador de Texas, Greg Abbott, anunció algunos detalles nuevos de su plan para que Texas construya su propio muro fronterizo, comenzando con el proceso de contratación de un gerente de programa y proporcionando 250 millones de dólares (mdd) en fondos estatales como “pago inicial”.

“Texas construirá un muro fronterizo en nuestro estado para ayudar a asegurar nuestra frontera”, indicó Abbott el miércoles, de acuerdo con The Texas Tribune.

El gobernador no especificó la longitud del muro, dónde se construiría o el costo total del proyecto, y dijo que esas decisiones deberán ser determinadas por un gerente de programa.

Los fondos para el “pago inicial” de 250 mdd de Texas provendrán del presupuesto estatal. Los legisladores asignarán dinero del Departamento de Justicia Penal de Texas a una cuenta de desastre, que luego se trasladará a la Comisión de Instalaciones de Texas para la construcción del muro fronterizo. 

El compromiso de construir un muro a lo largo de toda la frontera entre Estados Unidos y México fue un sello distintivo de la administración del expresidente Donald Trump y que frenó su sucesor, el demócrata Joe Biden. Bajo la gestión del republicano se construyeron alrededor de 724 kilómetros de barrera, principalmente en Arizona, según The Washington Post.

Construcción de un nuevo muro

La construcción de un nuevo muro “antiinmigrantes” en la frontera de más de 3,000 kilómetros entre México y Estados Unidos fue una de las principales promesas de campaña de Trump para las elecciones presidenciales de 2016, con el argumento de que protegería al país de los indocumentados, los delincuentes y los narcotraficantes.

Sin embargo, existen dudas sobre la viabilidad del proyecto, ya que parte de los terrenos de la frontera son propiedad del gobierno federal o de particulares. 

Trump, quien recorrerá la frontera con Abbott a finales de este mes, también se encontró con una resistencia por parte de los propietarios privados que no estaban dispuestos a permitir que el gobierno federal construyera en sus tierras.

Abbott señaló que esperaba que las personas donaran su propio dinero y ofrecieran voluntariamente sus tierras para la barrera.

“Mi creencia, basada en conversaciones que ya he tenido, es que la combinación de tierras estatales y tierras voluntarias producirá cientos de millas para construir un muro fronterizo en Texas”, comentó el mandatario de Texas. 

Los demócratas que se oponen a un muro fronterizo

La medida tomó por sorpresa a algunos demócratas que se oponen a un muro fronterizo, como el senador por El Paso, César Blanco, quien dijo no tener indicios de que se destinarían recursos para ello al debatir el presupuesto durante la sesión legislativa y consideró que existe tecnología menos costosa y más efectiva para garantizar la seguridad fronteriza.

Abbott reconoció que la construcción de un muro costaría “mucho más de 250 millones”, no obstante dijo que él y los legisladores seguirán adelante con su plan.

Las detenciones de migrantes en la frontera entre Estados Unidos y México alcanzaron en marzo su nivel más alto en 15 años, lo que aumenta la presión sobre el presidente Joe Biden, señalado por los republicanos de restar importancia a la crisis migratoria.