familia-walton

27 de julio 2022 | 11:45 am

Advertisement

La fortuna de la familia Walton, la más rica del mundo, perdió 11,400 millones de dólares al cierre del martes, después de que Walmart recortó su pronóstico de ganancias por segunda vez este año.

El difunto patriarca de la familia, Sam Walton, construyó el negocio en torno a una cultura de descuento que en el pasado ayudó a impulsar sus acciones durante tiempos de recesión.

Los tres hijos de Walton, Alice, Jim y Rob, la nuera Christy junto con su hijo Lukas, son propietarios de poco menos de la mitad del minorista. Eso les da un patrimonio neto combinado de alrededor de 199,300 millones de dólares, según el Índice de multimillonarios de Bloomberg, casi 11% menos que el primero del año.

La fortuna se vio afectada luego de Walmart revisara su perspectiva, citando el costo de reducir las existencias de mercancías que los clientes se mostraban cada vez más reacios a comprar, a medida que la inflación de Estados Unidos alcanza un máximo de cuatro décadas, ubicándose en 9.1% en junio pasado.

También lee: Walmart y Target reviven ‘Lunes Negro’ de 1987 tras reportar ganancias débiles en 1T22

En tanto, la familia Walton ha incrementado sus ventas de acciones en los últimos años, ya que descargaron 6,200 millones de dólares en acciones en 2021, lo que, según la compañía, es parte de una estrategia para mantener la participación de la familia por debajo del 50% en medio de recompras.

Esas ventas, junto con inversiones externas en acciones de Estados Unidos y fondos cotizados en bolsa de bajo costo, los ha armado con amplios fondos para adquisiciones. 

Además, un grupo liderado por Rob Walton acordó comprar a los Broncos de Denver de la Liga Nacional de Futbol Americano (NFL) por un récord de 4,650 millones de dólares. 

El acuerdo, anunciado en junio, aún necesita la aprobación del comité de finanzas y la propiedad de la liga de la NFL.

Acciones de Walmart se desploman

Tras la disminución de su pronóstico, las acciones del minorista con sede en Bentonville, Arkansas, cayeron 7.6% a 121.98 dólares en las operaciones de la jornada anterior, su caída más profunda desde el pasado 17 de mayo.

La caída surgió después de que Walmart dijo que las ganancias ajustadas por acción disminuirán hasta 13% este año debido a un incremento de ventas de productos alimenticios con menor margen y a descuentos que tuvo que aplicar para liberar inventarios en Estados Unidos.

Hace dos meses, la compañía dijo que las ganancias por acción solo caerían alrededor del 1%, mientras que en febrero había pronosticado un aumento modesto.

Caída de acciones afecta a otras minoristas

Walmart no fue el único minorista que vio caer sus acciones. La empresa canadiense de comercio electrónico Shopify cayó 14% el martes, su caída más profunda desde el 16 de febrero, después de que el CEO, Tobi Lutke, reconociera que la decisión de la empresa de expandirse rápidamente después de la pandemia de COVID-19 no valió la pena. 

Como resultado, la firma dijo que planeaba recortar alrededor del 10% de su fuerza laboral.

Además, la caída del martes recortó 383 millones de dólares del patrimonio neto de Lutke, reduciendo la fortuna del cofundador de 41 años a alrededor de 3,100 millones de dólares; encima de ello, las acciones de Shopify, con sede en Ottawa, se han desplomado 77% este año.

Leer más: Rob Walton, heredero de Walmart, compra a los Broncos de Denver con cifra récord 

Con información de Bloomberg