Horizonte de Hong Kong

27 de mayo 2020 | 12:25 pm

Estados Unidos ya no considera a Hong Kong como un estado políticamente autónomo de China, debido a la intervención de Pekín para implementar una ley de seguridad en la antigua colonia británica, dijo el secretario de Estado, Mike Pompeo.

La decisión puede implicar restricciones de viaje, congelamiento de activos para altos funcionarios y la implementación de aranceles de productos provenientes de la región.

Además, puede desincentivar las inversiones estadounidenses y de otros países en Hong Kong, que hasta ahora tiene permitido realizar exportaciones de equipos de tecnología avanzada a EU.

“Ninguna persona razonable puede decir hoy en día que Hong Kong mantiene un alto grado de autonomía de China, dado los hechos acontecidos en terreno”, señaló el funcionario en un comunicado enviado al Congreso.

“Ya no se justifica el tratamiento de Hong Kong bajo las leyes de los Estados Unidos de la misma manera que las leyes estadounidenses se aplicaron a Hong Kong antes de julio de 1997”, añadió.

El año pasado, el Congreso de EU aprobó una ley con el fin de apoyar el movimiento prodemocrático en Hong Kong y la administración encabezada por el presidente Donald Trump debe certificar anualmente que Hong Kong es una región autónoma para aplicarle el beneficio de reglas especiales para el comercio entre ambos países.

En 2018, la actividad comercial generó 66,000 millones de dólares y hasta ahora Estados Unidos había eximido a Hong Kong de pagar los aranceles impuestos a China, en una guerra comercial iniciada hace dos años.

El presidente Trump dijo el martes que esta semana dará a conocer la decisión sobre imponer nuevas medidas contra China, aunque no dio más detalles.

Este miércoles, el gobierno de EU amenazó a China con pagar a firmas estadounidenses el costo de un posible traslado de sus operaciones desde Hong Kong en caso de que la legislación sea aprobada.

Los activistas de Hong Kong, que se han manifestado durante el último año, consideran que la nueva ley, que prohibirá la sedición y otros delitos percibidos, elimina las libertades en uno de los centros financieros más importantes del mundo.

“Si bien Estados Unidos alguna vez esperó que un Hong Kong libre y próspero proporcionara un modelo para la China autoritaria, ahora está claro que China está modelando a Hong Kong a su imagen”, dijo Pompeo. 

China tomó el control de Hong Kong en 1997 como parte de un acuerdo con Reino Unido en el que se garantizó la independencia política y económica de la región durante 50 años. No obstante, la administración de Xi Jinping ha ejercido cada vez más control sobre el territorio.

Con información de AFP