19 de mayo 2022 | 3:52 pm

Advertisement

El Congreso de Estados Unidos da’ luz verde’ para destinar 40,000 millones de dólares a Ucrania, mientras el Fondo Monetario Internacional (FMI) busca llegar a un acuerdo con el G7 para también donar fondos y evitar la hiperinflación.

Este jueves, el Congreso estadounidense aprobó, con 86 votos a favor y 11 en contra, el plan de ayuda militar y económica para Ucrania, a la espera de que el presidente Joe Biden promulgue de manera eficaz el paquete para hacerlo llegar a Ucrania, afectada por la invasión rusa. 

Te puede interesar: Biden pedirá al Congreso de EU 33,000 mdd para ayuda militar a Ucrania

FMI también busca recursos para Ucrania

Por su parte, el FMI sigue en conversaciones con el Grupo de los Siete (G7) para proporcionar nuevos fondos presupuestarios que ayuden a evitar la hiperinflación en Ucrania.

Al respecto Kristalina Georgieva, directora gerente del FMI, aseguró que principal objetivo para financiamiento es obtener recursos a corto plazo para evitar empujar a Ucrania a la inflación monetaria.

Actualmente, a los bancos centrales les resulta cada vez más difícil reducir la inflación sin provocar recesiones, debido a las crecientes presiones sobre los precios de la energía y los alimentos derivadas de la guerra en Ucrania.

Ante este escenario, los funcionarios de finanzas de las potencias económicas del G7 podrían tener presiones inflacionarias derivadas de la pandemia del COVID-19, la cual podría generar otra crisis.

Sin embargo, el G7 busca mantener los mercados abiertos, vigilando de cerca el impacto de las presiones sobre los precios en las expectativas de inflación.

Ucrania, freno para economías emergentes: Moody’s 

Moody’s pronosticó en un informe que casi el 30% de las empresas enfrentarían riesgos crediticios elevados, si en el peor de los panoramas la guerra entre Rusia y Ucrania causara una recesión mundial.

La agencia calificadora prevé que el próximo trimestre del año, las economías emergentes se vean mermadas en crecimiento, siendo mayormente afectadas las empresas asiáticas, debido a la interrupción de la cadena de suministros y el impacto inflacionario en empresas de América Latina. 

Pese al panorama difícil de crecimiento, Moody’s estima que los exportadores de materias primas obtendrán mejores resultados que otros países o empresas.

Te puede interesar: Ucrania desvanece 4.8 millones de empleos tras invasión de Rusia