5 de mayo 2022 | 8:30 pm

Advertisement

El presidente de Estados Unidos, Joe Biden, y el canciller alemán, Olaf Scholz, mantuvieron una conversación vía telefónica en la que plantearon la posibilidad de ampliar las sanciones a Rusia por el conflicto bélico emprendido contra Ucrania. 

En la charla telefónica celebrada este jueves, que tuvo una duración de alrededor 30 minutos, ambos mandatarios coincidieron en el rechazo del conflicto que ha impactado la integridad territorial y soberanía de Ucrania, por lo que ha reforzado su apoyo a la “autodefensa” de aquel país europeo. 

Te puede interesar: Rusia tendría nuevas sanciones que afectarán al petróleo y a bancos

Denuncian descalificaciones de líderes ucranianos

En la llamada, ambos mandatarios también advirtieron que no reconocerían ninguna ganancia territorial rusa en Ucrania, según reveló un portavoz del gobierno alemán. 

En ese sentido, los dos líderes también denunciaron “los recientes comentarios de los líderes rusos que buscan desacreditar a los líderes ucranianos democráticamente legitimados”.

El canciller Scholz anunció que su ministra de Asuntos Exteriores, Annalena Baerbock, viajará “pronto” a territorio ucraniano, según ha informado la agencia alemana de noticias DPA.

Este anuncio se da luego de la polémica originada por la fallida visita a Kiev del presidente alemán, Frank-Walter Steinmeier, quien pretendía viajar a la capital ucraniana.

Sin embargo, las autoridades de aquel país se negaron como una especie de gesto de malestar por su supuesta connivencia con la política rusa durante años, incluso durante su etapa como ministro de Exteriores.

Este jueves, Steinmeier y su homólogo ucraniano, Volodimir Zelenski, han aclarado sus diferencias durante una conversación en la que el alemán manifestó su “solidaridad, respeto y apoyo a la valiente lucha del pueblo ucraniano contra los agresores rusos”.

Con información de agencias

Advertisement