6 de mayo 2022 | 5:00 am

Advertisement

Si bien las familias mexicanas podrán percibir en su bolsillo menores precios con el ‘Paquete Contra la Inflación y la Carestía‘ que presentó el gobierno de Andrés Manuel López Obrador junto con el sector privado, para Banco de México (Banxico) la tarea de dar seguimiento a la inflación lo llevaría a una medición de manera artificial.

Para hacer una evaluación precisa de la inflación, los banqueros centrales analizan este fenómeno en un horizonte de dos a tres años; mientras que los consumidores asocian al encarecimiento de los productos en un periodo de corto tiempo, indicaron integrantes del l Instituto Mexicano de Ejecutivos de Finanzas (IMEF).

Cuando los economistas piensan en la inflación, lo hacen en un horizonte de dos o tres años de cómo va a estar ese proceso de incremento en los precios. Cuando los hogares escuchan hablar de inflación, se entiende como el aumento que tuvo este mes el carro del super

dijo Mario Correa, presidente del Comité Nacional de Estudios Económicos del IMEF en videoconferencia.

También lee: Estos son los 24 productos del plan antiinflación de AMLO

En tanto, Federico Rubli, vicepresidente del comité nacional de estudios económicos del IMEF, dijo que el plan no es antiinflacionario, si no que solo se busca frenar los precios de 24 productos que tienen una ponderación de 13% en el Índice Nacional de Precios al Consumidor (INPC).

La inflación es el aumento sostenido de un índice general de precios, aquí estamos hablando de atenuar el impacto de mayores precios sobre el consumo básico de los segmentos más necesitados

sostuvo Rubli.

Además, el gobierno está bajando la inflación de manera artificial, resultado de las medidas para no cobrar el Impuesto Especial sobre Producción y Servicios (IEPS) a gasolinas y diésel.

“Están bajando artificialmente la inflación, distorsionando el proceso de formación de precios, es decir, la inflación artificialmente es de 7%”, indicó Rubli.

Lo que realmente puede frenar la inflación

El objetivo que se busca podrá observarse desde la percepción de los hogares y no ver una carestía más aguda hacia los próximos meses, pero tanto Correa como Rubli coinciden en que la única manera de frenar la inflación es mediante la política monetaria.

El único plan antiinflacionario eficaz que existe es el endurecimiento de la política monetaria

dijo Rubli

A partir de un endurecimiento se frenarían las expectativas y por tanto los formadores de precios no se verían orillados a subirlos. Y aunque la subida de tasas signifique un freno a la actividad económica, lo importante en este contexto es contener el alza generalizada de precios.

Lo que se anunció no va a bajar la inflación; ayudará a algunas familias a evitar el problema de la carestía, pero la inflación muy probablemente y por todo lo que está pasando en el mundo, va a seguir durante un tiempo

añadió Correa.

Fomentar la competetitividad

A fin de permitir a los agentes de la economía una variedad de opciones para adquirir bienes o servicios a un precio que lo consideren adecuado, la economista independiente Delia Paredes, dijo que más allá de un paquete para hacer frente a la inflación, se debe trabajar en la competitividad.

Creo que al final del día se tiene que reforzar la competitividad y el estado de derecho y son dos reformas estructurales que tendríamos que estar discutiendo 

dijo Paredes.

En este sentido, Rubli coincidió en que el gobierno debe trabajar la competitividad, pues al parecer es un tema que no agrada tanto a las autoridades.

Una medida ausente que a la larga puede ser más efectiva para combatir la inflación sería un amplio un programa de desregulación económica para fomentar la competencia

consideró Rubli.

Advertisement