2 de marzo 2021 | 4:17 pm

Estados Unidos tendrá suficientes vacunas contra COVID-19 para todos los adultos del país a finales de mayo, dijo este martes el presidente Joe Biden, tras dar a conocer un acuerdo de colaboración entre Merck y Johnson & Johnson (J&J).

“Este país tendrá suficientes suministros de vacuna para cada adulto en América hacia finales de mayo… Eso es progreso”, dijo Biden desde la Casa Blanca, una meta que antes había sido fijada para julio.

Según la información proporcionada por el mandatario estadounidense, Merck ayudará a fabricar la vacuna de su rival Johnson & Johnson, aprobada este fin de semana por las autoridades sanitarias.

La producción de vacunas de J&J ha sido más lenta de lo prometido y el gobierno de Biden impulsó el acuerdo para tratar de aumentar la producción.

“Tan pronto como nos enteramos de que Johnson and Johnson estaba atrasada en los pasos y esfuerzos de fabricación, tomamos medidas para asegurarnos de que podemos acelerar el proceso y asociarlo con uno de los mayores fabricantes del mundo”, dijo Psaki en una sesión informativa en la Casa Blanca.

Psaki dijo que el gobierno de Estados Unidos invocará la Ley de Producción de Defensa con el fin de equipar las plantas de Merck para poder producir la vacuna de J&J.

Un mayor número de dosis podría acelerar considerablemente el esfuerzo de vacunación en Estados Unidos, ya que al ser una vacuna de una sola dosis es posible inocular al doble de personas con el mismo número de inyecciones.

Las otras dos vacunas aprobadas en Estados Unidos -de Pfizer Inc y BioNTech y Moderna Inc- requieren dos dosis.

Según el contrato, J&J debía entregar 12 millones de dosis a finales de febrero, pero tenía menos de 4 millones listas para enviar cuando la vacuna fue autorizada el sábado.

La empresa espera poder entregar otros 16 millones de dosis para finales de mes -todavía muy por debajo de sus compromisos anteriores-, pero no enviará ninguna la próxima semana.

La empresa ha dicho que podrá suministrar la totalidad de los 100 millones de dosis que se comprometió a suministrar antes de la fecha límite original de mediados de año.

Los próximos envíos están a la espera de la aprobación reglamentaria de las nuevas operaciones de fabricación de su socio, el laboratorio por contrato Catalent, dijo el director científico de J&J Paul Stoffels en una entrevista el lunes.

J&J no respondió inmediatamente a una solicitud de comentarios sobre el acuerdo con Merck.

Pfizer/BioNTech y Moderna han prometido entregar 300 millones de dosis antes de finales de julio, suficientes para vacunar a casi toda la población estadounidense, pero el gobierno de Biden quiere acelerar el ritmo de la campaña de vacunación tanto como sea posible.

Un acuerdo similar al anunciado entre Merck y J&J ya fue cerrado entre Sanofi y la alianza Pfizer/BioNTech, por el que el laboratorio francés producirá millones de dosis de su competidor con destino a Europa, ante la imposibilidad actual de comercializar la propia.

Con información de AFP y Reuters