9 de mayo 2022 | 5:00 am

El próximo 8 de noviembre, Estados Unidos tendrá elecciones intermedias para elegir a sus nuevos representantes en el Congreso y gobernadores, lo que sin duda tendrá a la expectativa al gobierno de Andrés Manuel López Obrador en temas que van desde la migración hasta posibles acuerdos comerciales.

Gustavo López Montiel, profesor de transformación pública de la Escuela de Ciencias Sociales y Gobierno del Tec de Monterrey, explicó que la migración será uno de los principales temas tanto de republicanos como demócratas para atraer la atención de los votantes.

De hecho, ya resaltan las declaraciones del republicano Greg Abbott, quien buscará reelegirse para gobernar Texas y su primera carta para ‘ganar votos’ ha sido evaluar la posibilidad de declarar un estado de ‘invasión’ en su estado ante las fuertes olas de migración.

Obviamente es un tema que atrae y alienta a votar. Para los republicanos es un peligro de seguridad y eso es mucho más vendible políticamente o reditúa más en términos de votos. Los dos partidos usan el tema de migración como un espacio de propaganda,

afirmó en entrevista.

Pese a que el fenómeno de la migración es complejo, con muchas dimensiones y causas; el académico afirmó que el tema sí tiene un impacto sobre las bases electorales tanto de los demócratas como de los republicanos.

Los demócratas tienen la visión de que la migración está relacionada con el empleo y que se necesitan más fuentes de trabajo para atender la demanda, especialmente porque las principales bases electorales provienen de trabajadores y sindicatos de la comunidad latina. 

Mientras que en el caso de los republicanos, asocian la idea de la migración con seguridad nacional y protección, ya que para este grupo político los migrantes son percibidos como una amenaza tanto para la seguridad federal como la local.

T-MEC, clave en el debate del sector agricultura

Para la internacionalista de la Universidad Iberoamericana, Raquel Saed Grego, uno de los temas que deberán estar en el radar de las autoridades son las propuestas en materia comercial y referentes al T-MEC, especialmente en sectores como agricultura y energía. 

 En los debates también estarán presente lo comercial, especialmente en los sectores de agricultura y el energético dado que somos socios de Estados Unidos y porque somos parte de un proyecto económico que incluye a Canadá

  afirmó.

La académica enfatizó la importante de que el gobierno mexicano dé seguimiento a las campañas y las elecciones, así como a los virtuales ganadores, para saber cómo esto le podría afectar en su política bilateral y sus relaciones diplomáticas con el país norteamericano

Ucrania se mantendrá en la prioridad del debate

La académica proyectó que dependiendo de qué partido gane el Congreso, el gobierno del presidente Joe Biden tendrá asegurado la aprobación de decisiones legislativas relevantes como el presupuesto o la aprobación de algunas iniciativas.

A decir de la experta, la importancia de que un partido gané la Cámara tiene que ver con que los legisladores aprueben algunas políticas como apoyos financieros para el caso de Ucrania e incluso una reforma migratoria. “Todo depende de quién gané”, aseguró.

Si ganan los republicanos las dos cámaras, habría cierta falta de apoyo a muchos de los temas políticos en los que México y EU intercambian intereses. Y si Biden pierde una de las cámaras, básicamente estaría “atado de manos” para gobernar.

Estructura de las elecciones

En Estados Unidos las elecciones legislativas se realizan cada dos años, mientras que las elecciones estatales y locales ocurren cada año.

De acuerdo con el portal del gobierno de EU, en las elecciones legislativas se elige a los representantes de su estado en el Congreso (Cámara de Representantes y al Senado).

Las elecciones legislativas determinan qué partido político, el Demócrata o el Republicano, será el que controle cada una de las cámaras del Congreso durante los dos años siguientes.

En este tipo de elecciones, los votantes eligen a un tercio de los senadores y a los 435 miembros de la Cámara de Representantes.

En el caso del Senado, los ciudadanos norteamericanos deberán elegir a 34 de 100 estados del Senado que se disputarán en elecciones ordinarias, cuyos ganadores cumplirán mandatos de seis años en el Congreso de los Estados Unidos a partir del 3 de enero de 2023 al 3 de enero de 2029.

A diferencia de las elecciones presidenciales, en las que se usa el Colegio Electoral para decidir quién será el próximo presidente, en las elecciones legislativas se utiliza el voto directo de los ciudadanos de un estado para elegir a los ganadores.

Mientras que las elecciones estatales pueden ocurrir anualmente y en cualquier momento del año.

Respecto a las elecciones a gobernador, se efectuarán en 36 estados entre los que destacan Alaska, California, Florida, Illinois, Maryland, Massachusetts, Nuevo México, Nueva York, Pensilvania y Texas.