Banco de Inglaterra, BoE

7 de mayo 2021 | 11:59 am

El Banco de Inglaterra estimó que el Producto Interno Bruto (PIB) del Reino Unido crecerá 7.25% en 2021, frente al 5 % pronosticado anteriormente, lo que supone el mayor avance desde que empezaron los registros en 1949.

El banco central calcula que el PIB se expandirá un 5.75% en 2022 —de un 7.25% estimado previamente— y un 1.25% en 2023, frente a la contracción del 9.9 % experimentada en 2020, la mayor en 300 años.

El gobernador del Banco de Inglaterra, Andrew Bailey, acogió con satisfacción la perspectiva de una recuperación más rápida que lo anteriormente previsto, mientras el país avanza en la vacunación contra el COVID-19 y disminuye el desempleo. También dijo que todavía hay una gran brecha en comparación con la economía de antes de la pandemia.

“No nos dejemos llevar”, dijo Bailey sobre las mejores perspectivas. “Nos lleva para fines de este año al nivel de producción que teníamos esencialmente a fines de 2019, antes del COVID”.

Además de las vacunas, el alza de las perspectivas de crecimiento reflejó un impacto menor de lo temido del tercer confinamiento por la pandemia -que comenzó en enero-, un mayor gasto público y recortes de impuestos anunciados en marzo.

Se espera que la economía vuelva a su tamaño anterior a la pandemia en el último trimestre de 2021, tres meses antes de lo que se había previsto, dijo el banco central inglés.

Con la economía en camino de recuperación, el Banco de Inglaterra dijo que reduciría la cantidad de bonos que compra cada semana a 3,400 millones de libras (4,700 millones de dólares), frente a los 4,400 millones de libras actuales.

“Esta decisión operativa no debe interpretarse como un cambio del sesgo de la política monetaria”, dijo.

El banco central mantuvo su tasa de interés de referencia en un mínimo histórico de 0.1% y el tamaño total de su programa de compra de bonos sin cambios en 895,000 millones de libras.

Con información de Reuters