alemania

4 de abril 2022 | 1:36 pm

Advertisement

El director ejecutivo de Deutsche Bank AG, Christian Sewing, se sumó a la creciente lista de ejecutivos y políticos alemanes que advierten de las terribles consecuencias económicas que tendría el corte del suministro energético ruso.

La mayor economía europea, que ya sufre una inflación galopante, se enfrentaría a “un mayor deterioro de la situación si se interrumpen las importaciones o los suministros de petróleo y gas natural rusos”, declaró Sewing en una rueda de prensa celebrada el lunes, en la que intervino en calidad de líder de un grupo de presión de la banca alemana.

“Una clara recesión en Alemania sería probablemente inevitable”, afirmó.

La advertencia se produce después de que las imágenes que supuestamente muestran a civiles ucranianos asesinados por tropas rusas hayan desencadenado pedidos de sanciones más duras en toda la Unión Europea, incluso sobre el petróleo y el gas. 

Alemania y otros Estados miembros que dependen del gas ruso se han opuesto hasta ahora a sancionar al sector energético.

Otros políticos y ejecutivos alemanes, entre ellos el ministro de Finanzas, Christian Lindner, y la directora ejecutiva de ThyssenKrupp, Martina Merz, se pronunciaron en términos similares a los de Sewing el fin de semana, antes de que se dieran a conocer las acusaciones de atrocidades en Ucrania.

“Si se llegara a un embargo de las importaciones, y hay que tenerlo en cuenta, entonces podríamos estar hablando de una inflación que, al menos temporalmente, sea de dos dígitos. Pero tendremos permanentemente un fenómeno que no hemos visto en los últimos 30 años y es la inflación a largo plazo”, dijo Sewing. 

Te puede interesar: Occidente cierra filas por Ucrania; aumentan presiones sobre Rusia

Economía de la UE podría disminuir

El Comisario de Economía de la Unión Europea, Paolo Gentiloni, descartó que la invasión de Rusia a Ucrania y las sanciones contra el Kremlin pueden sumir a Europa en una recesión este año, pero espera un crecimiento “muy reducido”.  

“El impacto está ahí. Es demasiado pronto para hacer una estimación cuantitativa. Pero es seguro que no alcanzaremos el nivel de crecimiento de nuestra anterior previsión”, es decir, un crecimiento del Producto Interno Bruto (PIB) de 4% en la zona euro en 2022, dijo Gentiloni, antes de una reunión en Luxemburgo de los ministros de Economía de los 19 países que comparten la moneda única. 

La previsión de la Comisión, realizada a principios de febrero antes de que Rusia lanzara su ataque militar a Ucrania, se actualizará el 16 de mayo, indicó. 

Con información de Bloomberg y Agencias.

Te puede interesar: Petróleo opera mixto, con el riesgo persistente de suministro de Rusia