fbpx
Personas brindan con copas de vino tinto

14 de abril 2019 | 5:00 am

¿Quién pensaría que la desaceleración económica china y el Brexit afectarían el consumo de vino? Pues eso ocurrió en 2018, según una estimación de la Organización Internacional de la Viña y el Vino (OIV).

En 2018, se consumieron en el mundo 246 millones de hectolitros de vino (24,600 millones de litros), en comparación con los 246.7 millones de hectolitros (24,670 millones litros) en 2017, según las cifras de la OIV.

Se nota un estancamiento en la progresión del consumo mundial de vino, debido principalmente a una caída del consumo en China y en Reino Unido

señaló la OIV en un informe.

Desde 2011, Estados Unidos es el primer consumidor a nivel mundial de vino y en 2018 registró una variación en su demanda interna de 1.1%, respecto a 2017.

Sin embargo, el crecimiento se observó con mayor fuerza en Portugal y Rumania, con una expansión en la demanda de 5.4% y 8.7%, mientras que en España creció 1.8% el consumo y en Alemania 1.3%.

En China, donde se registra una desaceleración de la economía, la OIV estimó una caída de 6.6% del consumo de vino, en comparación con 2017.

El consumo de vino en Argentina descendió 6.3%, a pesar de ser un gran productor de vino, y los británicos disminuyeron su consumo en 3.1% durante 2018.

Francia también registró un ligero descenso de 0.7% y en Italia los consumidores redujeron su demanda 0.9% el año pasado.

España se mantuvo como el primer país exportador en volumen, con 20.9 millones de hectolitros, lo que corresponde al 19.4% del mercado mundial, según el estudio de la OIV.

Francia se mantuvo con el título de primer exportador mundial en valor, con un volumen de negocios de 9,300 millones de euros (10,470 millones de dólares).

La cuota de mercado mundial entre España, Italia y Francia descendió 50.7% del volumen total vendido a nivel global, frente al 55.1% registrado en 2017.

Producción de vino mundial en 2018 el mayor en 15 años

Aunque el consumo de vino a nivel mundial se desaceleró, la producción alcanzó los 292.3 millones de hectolitros en 2018, su mayor nivel en tres lustros.

“Es el alza más importante de los últimos 15 años” declaró Pau Roca, el nuevo secretario general de la OIV.

La producción vitícula se acercó al récord de 2004, que fue de 297.8 millones de hectolitros, debido al clima que favoreció la producción en España, Francia e Italia.

En España la producción creció 36.7%; Francia, 34.8%; y en Italia 28.9%, incluso Suiza incrementó su producción en 40.4% durante el año pasado.

Con información de AFP