fbpx

9 de octubre 2019 | 11:34 am

China podría tranquilizar las tensiones comerciales con Estados Unidos.

Las autoridades del país asiático ofrecieron aumentar las compras de productos agrícolas del país norteamericano mientras se llevan a cabo las negociaciones entre ambas economías, indicaron personas familiarizadas con el tema al Financial Times.

De lograrse el acuerdo, Pekín aumentaría las compras de soya estadounidense a 30 millones de toneladas anuales desde las 20 millones actuales.

Esos 30 millones estarían en niveles previos a la guerra comercial, según el diario británico.

Este tipo de acuerdos ha sido una de las metas de China desde 2017, siempre y cuando Donald Trump no imponga más aranceles, incluidos los que entrarán en vigor el 15 de octubre y a mediados de diciembre, recordó Bloomberg.

Pese a que China aceptaría comparar bienes agrícolas, no cedería en los principales puntos conflictivos de la guerra comercial.

El probable acuerdo en temas agrícolas podría lograrse a pesar de que Washington ha señalado a firmas chinas y funcionarios de presuntamente estar involucradas en abusos de derechos humanos en Xinjiang, y de las tensiones entre la NBA y Pekín.

La reciente lista negra y las sanciones de los Estados Unidos son solo otra táctica habitual para mostrar que tiene múltiples herramientas en las negociaciones comerciales en línea con la política de presión máxima de Trump. No nos sorprende y no debemos tomarlo demasiado en serio,

dijo a Bloomberg el exfuncionario funcionario del ministerio de Comercio chino, Huo Jianguo.