15 de marzo 2019 | 12:44 pm

La Asamblea Popular Nacional de China (APN) aprobó una ley que igualará condiciones para las empresas extranjeras en el país asiático. Sin embargo, algunos puntos no dejaron conformes a empresarios extranjeros.

El objetivo de la ley es atraer capitales extranjeros en momentos en que el crecimiento económico chino se desacelera y por las presiones de Estados Unidos, en el marco de las negociaciones comerciales entre ambos países.

También incluye medidas para proteger la propiedad intelectual de las empresas y poner fin a la práctica de forzar a las firmas extranjeras a transferir tecnología a sus socias chinas.

El jueves, Trump volvió a expresar su optimismo sobre un futuro acuerdo comercial bilateral, precisando que esperaba una decisión dentro de tres a cuatro semanas.

Las dudas

Aunque todavía no se ha difundido la versión final de la ley, empresarios se mostraron escépticos pues acusan que, en caso de litigio, los tribunales chinos favorecen a empresas locales.

Entre las preocupaciones de los empresarios destacan también la vaguedad de la ley, que podría permitir a las administraciones locales expropiar las inversiones que “perjudican al interés público”, de acuerdo con Tim Stratford, presidente de la Cámara de Comercio de Estados Unidos en China.

La Cámara europea de comercio en Pekín estima que esta ley le permite a China “actuar unilateralmente contra un socio o inversionista extranjero”, mencionó su presidente, Mats Harborn.  

“Los derechos e intereses de los empresarios extranjeros serán protegidos con un mecanismo de quejas más abierto, transparente y eficaz” en caso de litigio, aseguró el primer ministro chino Li Keqiang, en conferencia de prensa luego de que la ley fue aprobada.

Con información de AFP