12 de mayo 2020 | 2:33 pm

China anunció este martes una nueva lista de 79 productos estadounidenses con exenciones a los aranceles que el país impuso durante la guerra comercial bilateral.

El Ministerio de Finanzas de China dijo en un comunicado que las nuevas exenciones entrarán en vigor el 19 de mayo y expirarán el 18 de mayo de 2021. La más reciente lista exime de gravámenes a productos que incluyen minerales de tierras raras, oro, plata y concentrados.

El Ministerio no reveló el valor de las importaciones de los productos. En febrero pasado, el gobierno de Xi Jinping anunció que otorgaría exenciones a 696 bienes estadounidenses, incluidos productos clave como la soja y el cerdo, según las postulaciones de las compañías.

Los principales negociadores comerciales de Estados Unidos y China sostuvieron una llamada telefónica la semana pasada y discutieron la implementación del acuerdo Fase 1 firmado en enero.

Bajo el acuerdo, China aceptó aumentar sus compras de bienes estadounidenses respecto a una base de 2017 en 200,000 millones de dólares en dos años, con un incremento de 77,000 millones de dólares en el primer año y 123,000 millones en el segundo.

Las nuevas tensiones entre ambos países, causadas por la pandemia de COVID-19 que comenzó en China a fines del año pasado, generan dudas sobre la tregua comercial.

El presidente de Estados Unidos, Donald Trump, ha amenazado con poner fin al acuerdo si China no cumple sus compromisos de compras y aranceles.

El diario Global Times de China, publicado por el oficial Diario del Pueblo del gobernante Partido Comunista, también reportó el lunes que algunos asesores del gobierno instan a China a que deseche el pacto y negocie otro más favorable para el país.

El Ministerio de Relaciones Exteriores de China adoptó una postura moderada en el tema comercial el martes, a pesar de las mayores tensiones entre ambos países, afirmando que el acuerdo de Fase 1 existente es algo bueno para Estados Unidos y China.

El acuerdo firmado el 15 de enero pasado incluye el incremento de las importaciones por parte de China en 200,000 millones de dólares a lo largo de dos años y promesas de que no devaluará su moneda, así como protección a la propiedad intelectual por parte del país asiático.

Trump señaló que el nuevo acuerdo fortalecerá a las empresas de Estados Unidos, pues China también se compromete a combatir la piratería y las falsificaciones de bienes.